recuperar horas teletrabajo

Recuperar las horas de trabajo por caídas de Internet, ¿si o no?

Con el teletrabajo y todo lo que ello conlleva, se han generado una gran cantidad de dudas tanto por parte de la empresa como de los trabajadores. Como asesoría laboral, estas son algunas de las preguntas más solicitadas: ¿Quién debe pagar la electricidad? ¿Estoy obligado a teletrabajar? Si hay un corte eléctrico o una caída de internet, ¿debo recuperar las horas de trabajo por caídas de internet? Hoy os explicamos esta última cuestión. 

Con la llegada del teletrabajo a nuestras vidas, muchas cuestiones han tenido que ser estudiadas y resueltas para responder a cuestiones tales como si una caída de la luz o de internet influye en las horas de trabajo del empleado. Tras una experiencia negativa de un trabajador y su empresa, el sindicato de CCOO de Zaragoza decidió interponer una demanda a la que la Audiencia Nacional respondió en la sentencia del 10 de mayo de 2021 de la siguiente manera: “los cortes de luz o desconexiones de internet no imputables al empleado computan como tiempo de trabajo efectivo”. 

Así pues, si un empleado sufre cortes de luz o desconexión a internet, no debe de recuperar las horas de trabajo, ni puede verse afectada su retribución económica, siempre que no sean imputables a él. 

Las razones por las que no se debe recuperar las horas de trabajo

Las razones principales por las que se debe computar como tiempo efectivo de trabajo las caídas en estos suministros ajenos al trabajador son, según la Audiencia Nacional, las siguientes: 

  1. Tal y como recoge el Real Decreto Ley 28/2020 sobre el teletrabajo, los trabajadores que realizan sus funciones en casa tienen los mismos derechos que los empleados presenciales. Así pues, una caída del suministro eléctrico no implica a los trabajadores presenciales recuperar las horas de trabajo. Según el artículo 4.1 del mencionado RD, no puede suponer una consecuencia distinta para aquellos empleados que realicen teletrabajo. 
  2. Por otro lado, los artículos 11 y 12 del mismo RD Ley 28/2020 decreta que es la empresa la encargada de suministrar al empleado el equipo necesario para sus funciones, así como una compensación de gastos. De esta forma, el principio de ajenidad en los medios implica que cualquier funcionamiento defectuoso por causa no imputable al trabajador debe ser imputable al empleador que es quién tiene la obligación de proporcionar los medios al empleado para que realice su trabajo.

Sin embargo, hay que ser conscientes de que esta resolución por parte de la Audiencia Nacional da respuesta a una situación en concreto que dio lugar hace pocas semanas. Por tanto, esta sentencia no puede aplicarse al resto de casos que puedan darse. De esa manera y hasta que no salga una ley que así lo contemple, se deberá analizar cada causa y situación concreta. 

Para cualquier duda o especificación, puedes ponerte en contacto con Raipe Consultors, te asesoraremos sin ningún tipo de compromiso. 

modelo 720

¿Se puede facturar sin ser autónomo?

Muchos de vosotros seguramente os habéis preguntado si es legal facturar sin ser autónomo. Sobre todo en los principios de tus inicios como emprendedor. Pocas veces se empieza una actividad facturando una cantidad suficiente como para pagar las altas cuotas que el gobierno nos pide. En este artículo intentaremos resolver todas esas dudas que seguramente te estén rondando por la cabeza.

Ante todo, debes tener claro que NO es obligatorio estar dado de alta en la seguridad social para realizar una factura, pero Si es obligatorio estar dado de alta en Hacienda, ya que del IVA y el IRPF no se salva nadie. Por tanto, a la pregunta ¿Se puede facturar sin ser autónomo? La respuesta es SI, pero bajo unas condiciones específicas que dependerán de los ingresos y de la frecuencia con la que se realiza una actividad y así ahorrarnos las cuotas de autónomos que nos plantea el gobierno.

¿Cuáles son los casos en los que no hace falta darse de alta en la seguridad social al facturar?

Piensa que, en condiciones normales debemos concurrir a las dos altas para que ni la Seguridad Social ni Hacienda sospechen de que estamos realizando una actividad fraudulenta librándonos del pago de impuestos. Pero, como hemos comentado, existen solamente algunos casos en los que no haría falta darse de alta en la S.S.

¿Cuáles son esos casos?

  • Que la actividad económica no sea la habitual, es decir que sea un caso pago extraordinario en algún momento en particular.
  • Que la actividad no genere ingresos superiores a los 950 euros brutos mensuales del salario mínimo (13.300 anuales).

En este caso, deberás darte de alta en Hacienda mediante los modelos 036 y 037 (totalmente gratuitos). Las facturas podrás hacerlas tu mismo mediante un programa de facturación online que revise y gestione tus operaciones cumpliendo con las obligaciones fiscales.
Una vez dado de alta, recuerda que también debes declarar los ingresos por IVA (modelo 303) y el IRPF (modelo 130) trimestralmente. No olvides hacerlo, ya que hacienda se puede dar cuenta y deberías pagar, en ese caso, una multa poco agradable.

Recuerda que, deberás cumplir con estos requisitos para evitarte cualquier problema con Hacienda. No obstante, siempre existe un pequeño riesgo de sanción, pues no hay una ley que diga exactamente qué es legal y qué no es legal. Lo que se ha dicho son interpretaciones de lo que establece el Régimen de la Seguridad Social para Trabajadores Autónomos.

facturar sin ser autónomo

Cuidado con las cooperativas

A veces, sin saberlo, recurrimos a las cooperativas de trabajo asociado. Hay personas con trabajos u proyectos eventuales que acuden a estas cooperativas para que les hagan las facturas y evitarse darse de alta como autónomo. Desde hace un tiempo, estos lugares están siendo inspeccionadas de forma reiterada debido a su “actividad defraudadora” procediendo, a veces, al cierre de las mismas.

Esperamos que hayas entendido el concepto y si tienes cualquier duda, no dudes en ponerte en contacto con nuestros asesores de nuestra gestoría autónomos Barcelona.

Quizás puedan interesarte los siguientes artículos:

Cómo funciona el IRPF en autónomos

Quién puede beneficiarse de la tarifa plana de autónomos de 60€

cuotas a pagar para autonomos

Así son las nuevas cuotas de autónomos que plantea el Gobierno

Atendiendo a las nuevas cuotas de autónomos previstas para el 2023, los trabajadores por cuenta propia deberán pagar hasta el 55% de sus ingresos al Estado. 

Si la propuesta sigue adelante, en el año 2032 las cuotas de autónomos oscilarán entre los 90 y los 1.220 € mensuales. La reforma empezaría a ser vigente el próximo año 2023, pero se establece un periodo de nueve años de transición en el que se irán aumentando las cotizaciones progresivamente

Con esta nueva reforma, aquellos trabajadores por cuenta propia que superen los 49.000 euros anuales deberán abonar al Estado, entre la suma de cuotas y el IRPF de Hacienda,  el 55% de sus ingresos.

Los 13 nuevos tramos de cuotas de autónomos 

Según el documento que presentó Escrivá, los nuevos tramos en las cuotas de autónomos según el volumen de aportaciones se divide en 13, quedando de la siguiente manera: 

 

Rendimiento anual (€) Cuotas anuales (€) IRPF (€) Ingresos restantes (€) Porcentaje de contribución (%)
3.000 1.080 0 1.920 36
6.000 1.440 0 4.560 24
9.000 2.240 304,5 6.475,4 28,1
12.600 2.820 1.217,5 8.562,5 32,1
17.000 3.300 2.199 11.501 32,4
22.000 3.660 3.381 14.959 32,1
27.000 5.100 4.806 17.094 36,7
32.000 6.540 6.252,6 19.207,4 40
37.000 8.040 7.720,3 21.239,6 42,6
42.000 9.600 9.526,2 22.873,8 45,6
47.000 11.220 11.391,2 24.388,8 48,1
48.841 12.900 12.077,9 23.863,1 51,2
49.000 14.640 12.137,2 22.222,8 55

¿Cómo se representan estos 13 tramos?

Si bien es cierto que esta nueva actualización de cuotas de autónomos perjudica principalmente a aquellos trabajadores con rentas más altas, hay un punto polémico con respecto al grupo de ingresos más bajo. Aquellos que ingresan hasta 3.000 € al año, asumirán ahora una cuota de 90 euros mensuales lo que les supone un 36% de sus rendimientos anuales. No obstante, aquellas personas que no lleguen a los 6.000 € anuales, quedaran exentos de pagar el IRPF a hacienda.

Ahora, hablando de aquellos trabajadores por cuenta propia que ingresan más, se establecen tres tramos por encima de los 47.000 € anuales. En nuestra gestoría autónomos Barcelona, hemos pedido observar como en el primer tramo se encuentran los autónomos con unos ingresos de entre 47.000 hasta 48.841 € al año, debiendo pagar 11.220 euros anuales por las cuotas y 11.391,2 euros a hacienda por el IRPF. Esto supone un resultado final de 24.388 € de beneficios, tras pagar el 48’1% de sus ingresos. El segundo tramo, hasta los 49.000 euros, el porcentaje de pago sería del 51’2%, quedándoles finalmente 23.861 €. El tercer y último tramo, el más mal amparado, son aquellos autónomos con ingresos superiores a 48.000 € anuales, los que deberán pagar el 55% de sus rendimientos, lo que supone para el trabajador unas ganancias finales de 22.222 €. Como se puede observar, el tercer ejemplo, queda unos ingresos inferiores al segundo; habiendo ingresado más dinero durante todo el año, tras el pago de sus impuestos se queda con menos dinero que el segundo. 

Si tienes cualquier duda con esta nueva situación para los autónomos, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites. 

renta y erte

Erte y declaración de la renta. Todo lo que necesitas saber

La crisis provocada por el coronavirus ha afectado en casi todos los aspectos de nuestra vida. Y la declaración de la renta no iba a ser menos. Empezado ya el periodo para realizar el borrador y presentar la declaración, los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo es uno de los puntos clave este año. Hoy os explicamos todo lo necesario sobre el ERTE y declaración de la renta.

Erte y declaración de la renta, ¿en qué me afecta?

De forma general, toda persona con ingresos superiores a 22.000 euros anuales con un único pagador, tiene la obligación de realizar y presentar la declaración de la renta. De esta forma, si no se alcanza este mínimo, no será necesario presentar la declaración. No obstante, la cosa cambia cuando se tienen dos o más pagadores, ya que el mínimo desciende hasta los 14.000 euros anuales. Esto significa que, si se supera esta cantidad o es inferior, pero el segundo pagador le ha pagado más de 1.500 euros, deberá presentar la declaración de la renta. 

Y aquí es donde entra en juego el ERTE. Como otra prestación social, como puede ser el paro, el ERTE tributa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como rendimientos de trabajo. Es decir, en términos tributarios, el ERTE cuenta como un pagador más, el SEPE, por lo que se tendrá que declarar sus ingresos en la renta. 

El problema que está surgiendo con la prestación del ERTE es que su pagador, el SEPE, no ha aplicado prácticamente ninguna retención en concepto de IRPF sobre tus ingresos.

Veámoslo mejor con un ejemplo:

Para clarificar un poco todo esto y verlo mejor, la propia haciendo puso un ejemplo con dos personas que han cobrado 21.000 euros anuales. La primera los ha cobrado íntegramente por parte de la empresa para la que trabaja y la segunda ha cobrado 16.000 euros en su sueldo como asalariado y 5.000 euros del ERTE. La primera persona, como no llega al mínimo de 22.000 euros anuales no tiene la obligación de presentar la declaración de la renta y con la retención mínima de 2.578 euros anuales ya habría saldado sus cuentas con hacienda. Por su parte, la segunda persona tiene la obligación de presentar la declaración.

Con los ingresos mencionados, registraría una retención salarial de 850,2 € por parte de su empresa y nada por parte del SEPE. Esto supone que el resultado en su declaración de hacienda sale a pagar 1.645,22 €. Sumando esta cantidad que le sale a pagar, más la retención por parte de su sueldo, la segunda persona habrá pagado a hacienda un total de 2.504,47 €, una cifra muy aproximada a la que ha pagado la primera persona con el IRPF de su nómina. 

Para reducir un poco los estragos de esta situación, la Agencia Tributaria ha incluido este año la posibilidad de fraccionar el pago de la renta hasta en seis plazos sin intereses para aquellas personas que hayan estado en ERTE durante el año pasado.

Fechas importantes en la declaración de la renta 2020

Aunque el inicio de la Campaña de la Renta 2020 ya ha empezado, es conveniente tener presente y recordar las distintas fechas importantes para este ejercicio. Así, os las dejamos a continuación: 

  • 7 de abril: inicio de la campaña para presentar la Renta 2020.
  • 4 de mayo: empieza el periodo para pedir cita previa y ser atendido telefónicamente.
  • 6 de mayo: se abre el plazo para presentar la declaración telefónicamente. 
  • 27 de mayo: se inicia el plazo para solicitar cita presencial.
  • 2 de junio: comienza el periodo para presentar la declaración presencialmente. 
  • 25 de junio: finaliza el plazo de las declaraciones con resultado domiciliación bancaria. 
  • 30 de junio: finaliza la campaña de la declaración de la renta 2020.

Si necesitas ayuda para hacer la declaración de la renta, puedes contactar con nuestra asesoría fiscal en Barcelona. Hemos ayudado a nivel de consultoría y de asesoría fiscal a muchas personas y empresas de diversos sectores para todo tipo de asuntos fiscales.

Si después de leer este artículo os queda alguna duda, no dudéis en poneros en contacto con Raipe Consultors, estaremos encantados de asesoraros. 

Quizás también pueda interesarte el siguiente artículo:

https://gestoriaraipe.com/afecta-el-coronavirus-a-la-declaracion-de-la-renta-2019/

bienes y servicios en el extranjero

Declaración de bienes y derechos en el extranjero: modelo 720

Si tienes bienes situados en el extranjero, tendrás hasta el 31 de marzo para declararlos mediante el modelo 720. Esta obligación tributaria tiene como objetivo la declaración de la información que tenemos respecto los bienes y los derechos en sentido económico que se ubican en el extranjero y cuando en su conjunto superan un valor de 50.000€.

En Gestoría Raipe podemos ofrecerte la ayuda que necesitas y presentar el modelo 720 de la declaración fácilmente o cualquier otra obligación tributaria o fiscal.

Recuerda que si no has podido presentar la declaración por algún problema técnico, Hacienda permitirá que puedas presentarla, los tres días naturales siguientes sin ningún tipo de penalización.

¿Qué es el modelo 720?

El modelo se creó para evitar y prevenir acciones de fraude, por lo que es conveniente presentarlo a principios de cada año, antes del 31 de marzo.

¿Cómo relleno el modelo 720?

El modelo 720 deberá realizarse por vía telemática, por internet. Deberemos entrar en la web de la Agencia Tributaria, seleccionar el modelo a presentar “Declaración informativa sobre bienes y derechos ubicados en el extranjero” y adjuntar el documento con la firma electrónica generada.

¿Quién debe presentar el modelo 720?

Este documento de declaración fiscal podrá presentarlo cualquier persona, titular o entidad con bienes en el extranjero por un valor superior a 50.000€

¿Qué consecuencias tiene no presentarlo?

Aunque la declaración sobre bienes y derechos en el extranjero sea de carácter informativo y no recaudatorio, si no se presenta pueden haber consecuencias graves, siempre y cuando estés obligado a declarar. Las consecuencias pueden ser por la falta de su presentación, por la información incorrecta o por la presentación fuera de plazo.

modelo 720

Multas por el incumplimiento:

30.000 euros de multa por la NO presentación del modelo 720. Si solamente se incumple una obligación de información, la multa será de mínimo 10.000 euros.

100 euros por cada dato o conjunto de datos, con un mínimo de 1.500 euros cuando se haya presentado la declaración fuera de plazo sin justificación alguna.

En definitiva, si tienes cuentas en el extranjero, tienes un inmueble fuera de España, tienes valores, acciones o participaciones y tienes dudas sobre si debes hacer o no la declaración del modelo 720, ponte en contacto con nuestra asesoría fiscal en Barcelona.