renta y erte

Erte y declaración de la renta. Todo lo que necesitas saber

La crisis provocada por el coronavirus ha afectado en casi todos los aspectos de nuestra vida. Y la declaración de la renta no iba a ser menos. Empezado ya el periodo para realizar el borrador y presentar la declaración, los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo es uno de los puntos clave este año. Hoy os explicamos todo lo necesario sobre el ERTE y declaración de la renta.

Erte y declaración de la renta, ¿en qué me afecta?

De forma general, toda persona con ingresos superiores a 22.000 euros anuales con un único pagador, tiene la obligación de realizar y presentar la declaración de la renta. De esta forma, si no se alcanza este mínimo, no será necesario presentar la declaración. No obstante, la cosa cambia cuando se tienen dos o más pagadores, ya que el mínimo desciende hasta los 14.000 euros anuales. Esto significa que, si se supera esta cantidad o es inferior, pero el segundo pagador le ha pagado más de 1.500 euros, deberá presentar la declaración de la renta. 

Y aquí es donde entra en juego el ERTE. Como otra prestación social, como puede ser el paro, el ERTE tributa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como rendimientos de trabajo. Es decir, en términos tributarios, el ERTE cuenta como un pagador más, el SEPE, por lo que se tendrá que declarar sus ingresos en la renta. 

El problema que está surgiendo con la prestación del ERTE es que su pagador, el SEPE, no ha aplicado prácticamente ninguna retención en concepto de IRPF sobre tus ingresos.

Veámoslo mejor con un ejemplo:

Para clarificar un poco todo esto y verlo mejor, la propia haciendo puso un ejemplo con dos personas que han cobrado 21.000 euros anuales. La primera los ha cobrado íntegramente por parte de la empresa para la que trabaja y la segunda ha cobrado 16.000 euros en su sueldo como asalariado y 5.000 euros del ERTE. La primera persona, como no llega al mínimo de 22.000 euros anuales no tiene la obligación de presentar la declaración de la renta y con la retención mínima de 2.578 euros anuales ya habría saldado sus cuentas con hacienda. Por su parte, la segunda persona tiene la obligación de presentar la declaración.

Con los ingresos mencionados, registraría una retención salarial de 850,2 € por parte de su empresa y nada por parte del SEPE. Esto supone que el resultado en su declaración de hacienda sale a pagar 1.645,22 €. Sumando esta cantidad que le sale a pagar, más la retención por parte de su sueldo, la segunda persona habrá pagado a hacienda un total de 2.504,47 €, una cifra muy aproximada a la que ha pagado la primera persona con el IRPF de su nómina. 

Para reducir un poco los estragos de esta situación, la Agencia Tributaria ha incluido este año la posibilidad de fraccionar el pago de la renta hasta en seis plazos sin intereses para aquellas personas que hayan estado en ERTE durante el año pasado.

Fechas importantes en la declaración de la renta 2020

Aunque el inicio de la Campaña de la Renta 2020 ya ha empezado, es conveniente tener presente y recordar las distintas fechas importantes para este ejercicio. Así, os las dejamos a continuación: 

  • 7 de abril: inicio de la campaña para presentar la Renta 2020.
  • 4 de mayo: empieza el periodo para pedir cita previa y ser atendido telefónicamente.
  • 6 de mayo: se abre el plazo para presentar la declaración telefónicamente. 
  • 27 de mayo: se inicia el plazo para solicitar cita presencial.
  • 2 de junio: comienza el periodo para presentar la declaración presencialmente. 
  • 25 de junio: finaliza el plazo de las declaraciones con resultado domiciliación bancaria. 
  • 30 de junio: finaliza la campaña de la declaración de la renta 2020.

Si necesitas ayuda para hacer la declaración de la renta, puedes contactar con nuestra asesoría fiscal en Barcelona. Hemos ayudado a nivel de consultoría y de asesoría fiscal a muchas personas y empresas de diversos sectores para todo tipo de asuntos fiscales.

Si después de leer este artículo os queda alguna duda, no dudéis en poneros en contacto con Raipe Consultors, estaremos encantados de asesoraros. 

Quizás también pueda interesarte el siguiente artículo:

https://gestoriaraipe.com/afecta-el-coronavirus-a-la-declaracion-de-la-renta-2019/

bienes y servicios en el extranjero

Declaración de bienes y derechos en el extranjero: modelo 720

Si tienes bienes situados en el extranjero, tendrás hasta el 31 de marzo para declararlos mediante el modelo 720. Esta obligación tributaria tiene como objetivo la declaración de la información que tenemos respecto los bienes y los derechos en sentido económico que se ubican en el extranjero y cuando en su conjunto superan un valor de 50.000€.

En Gestoría Raipe podemos ofrecerte la ayuda que necesitas y presentar el modelo 720 de la declaración fácilmente o cualquier otra obligación tributaria o fiscal.

Recuerda que si no has podido presentar la declaración por algún problema técnico, Hacienda permitirá que puedas presentarla, los tres días naturales siguientes sin ningún tipo de penalización.

¿Qué es el modelo 720?

El modelo se creó para evitar y prevenir acciones de fraude, por lo que es conveniente presentarlo a principios de cada año, antes del 31 de marzo.

¿Cómo relleno el modelo 720?

El modelo 720 deberá realizarse por vía telemática, por internet. Deberemos entrar en la web de la Agencia Tributaria, seleccionar el modelo a presentar “Declaración informativa sobre bienes y derechos ubicados en el extranjero” y adjuntar el documento con la firma electrónica generada.

¿Quién debe presentar el modelo 720?

Este documento de declaración fiscal podrá presentarlo cualquier persona, titular o entidad con bienes en el extranjero por un valor superior a 50.000€

¿Qué consecuencias tiene no presentarlo?

Aunque la declaración sobre bienes y derechos en el extranjero sea de carácter informativo y no recaudatorio, si no se presenta pueden haber consecuencias graves, siempre y cuando estés obligado a declarar. Las consecuencias pueden ser por la falta de su presentación, por la información incorrecta o por la presentación fuera de plazo.

modelo 720

Multas por el incumplimiento:

30.000 euros de multa por la NO presentación del modelo 720. Si solamente se incumple una obligación de información, la multa será de mínimo 10.000 euros.

100 euros por cada dato o conjunto de datos, con un mínimo de 1.500 euros cuando se haya presentado la declaración fuera de plazo sin justificación alguna.

En definitiva, si tienes cuentas en el extranjero, tienes un inmueble fuera de España, tienes valores, acciones o participaciones y tienes dudas sobre si debes hacer o no la declaración del modelo 720, ponte en contacto con nuestra asesoría fiscal en Barcelona.

IRPF en autónomos

Cómo funciona el IRPF en autónomos

Si estás pensando en hacerte autónomo, seguramente quieras saber cómo funciona el IRPF en autónomos. Ciertamente, funciona bastante distinto al de un trabajador por cuenta ajena, las reglas son totalmente diferentes.

El IRPF en autónomos es una obligación fiscal que suele preocupar cuando se empieza un negocio. Se trata de un impuesto progresivo, de forma que cuanto más ganes, más deberás pagar.
La retención de IRPF se ha de restar a la base imponible, es una cantidad que el autónomo debe a Hacienda.

El porcentaje general es del 15% desde julio de 2015 siempre que se tenga una renta superior a los 15.000€ anuales, aunque Hacienda utiliza diversos porcentajes para calcular esta contribución. Por tanto, normalmente debemos pagar a la Agencia Tributaria el 15% de todo lo que hayamos facturado en un trimestre. También existen cuotas más bajas, como por ejemplo para los nuevos autónomos.

IRPF para nuevos autónomos

Hace ya algunos años, el Gobierno ha aprobado diferentes medidas fiscales para favorecer a los nuevos autónomos. Una de estas medidas ha sido la de aplicar el 7% de IRPF en las facturas de los nuevos autónomos durante los tres primeros años de actividad.
Pero para poder tener derecho a esta retención reducida existe un requisito principal y es la de no haber estado de alta en una actividad económica en los doce meses anteriores. Esta es una medida pensada para mejorar la liquidez de los nuevos autónomos e incentivar la actividad de nuevas actividades y fomentar el emprendimiento.

IRPF en autónomos

Ventajas e inconvenientes de pagar el 7% de IRPF en autónomos

Si el volumen de facturación es bajo (bastante común en los autónomos) , aplicar la retención del 7% puede ser perfecto. Al hacer la declaración anual del IRPF, al haber facturado poco, puede que incluso dé a devolver y, por tanto, aplicar una retención del 7% puede ser una ventaja para el nuevo autónomo.
Si el volumen de facturación es alto quizás sea mejor aplicar una retención mayor a la del 7% ya que es muy probable que al hacer la declaración de la renta te toque pagar más de lo pensado.
Cómo se hace una factura de autónomo.

Vamos a poner en práctica lo comentado. Si por ejemplo tengo una empresa de televisores y vendo un televisor a un cliente, debería tener en cuenta lo siguiente.

Base Imponible 1000€ —> lo que pagará el cliente antes de aplicar el IVA, el importe antes de impuestos.
+ IVA 210€ (21%) —>Lo que luego lo liquidarás.
– IRPF 150€ (15%) —> Dejarás de percibir este dinero, “lo adelantas a Hacienda” y tu cliente lo liquida.
TOTAL —> 1.060€ (importe que te quedarás teniendo en cuenta que deberás liquidar el IVA al final del trimestre)

Si estás buscando una gestoría para autónomos estás en el lugar adecuado. En gestoría Raipe te ofrecemos un servicio especial de autónomos donde te asesoraremos y resolveremos todas tus dudas y cuestiones. Si estás pensando en hacerte autónomo y aún te faltan asuntos por resolver, no te preocupes. En nuestra gestoría te ayudaremos a hacerlo posible.

Puede que te interesen los siguientes artículos:

Quien puede beneficiarse de la tarifa plana de autónomos de 60€

Paro de autónomos: requisitos

paro de autónomos

Paro de autónomos: requisitos

Si eres autónomo y te interesa saber cómo solicitar el paro de autónomos y qué requisitos se necesitan para poder acceder a ella te lo explicamos a continuación. No obstante, si necesitas información más detallada lo mejor es acudir a una gestoría de autónomos en Barcelona como Raipe Consultors.

Si bien, en realidad, los autónomos no tienen derecho a una prestación por desempleo, pues ese concepto solamente se aplica a los trabajadores por cuenta ajena cuando han perdido su trabajo. Debemos aclarar por tanto que conviene hablar de cese de actividad en lugar de paro de autónomos, aunque se conozca ya por este nombre.

¿Quién puede tramitar el paro de autónomos?

– Los trabajadores autónomos como profesionales independientes.
– Los socios autónomos trabajadores en cooperativas de trabajo asociado.
– Los trabajadores autónomos cuya actividad se desarrolle dentro de una sociedad.

Requisitos para cobrar esta prestación:

  • Estar afiliado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.
  • Cubrir el periodo mínimo de 12 meses de cotización como autónomo en concepto de cese de actividad.
  • No tener ningún impago en las cuotas de la Seguridad Social.
  • No puedes haber perdido tu licencia a ejercer por una infracción penal si quieres recibir el paro.
  • Estar en situación legal de cese de actividad.
  • Estar dado de alta en la Seguridad Social como demandante de empleo.
  • Acreditar estar disponible para una reincorporación inmediata al mercado laboral.

    ¿Cuánto dura la prestación de desempleo de un autónomo?

Existen unos parámetros establecidos por el periodo de cotización. Aquí tienes un listado dependiendo del número de meses cotizados:

  • De 12 a 17 meses cotizados, la duración de la prestación será de 4 meses.
  • De 18 a 23 meses cotizados, la prestación será de 6 meses.
  • De 24 a 29 meses, 8 meses
  • De 30 a 35 meses, 10 meses
  • De 36 a 42 meses, 12 meses
  • De 43 a 47 meses, 16 meses
  • Con 48 meses, 24 meses

¿Qué pasa si me deniegan la prestación?

Si la seguridad social te deniega la prestación de autónomo, lo recomendable es acudir a la oficina de empleo e informarse bien de la situación. Una opción es inscribirse como demandante de empleo y solicitar la Renta Activa de Inserción en caso de que tengas más de 45 años.

darse de baja de autónomo

Cómo darse de baja de autónomo

Darse de baja de autónomo está a la orden del día. Los autónomos se están viendo muy afectados en la actualidad, debido a la crisis sanitaria del Covid. Estamos viviendo unos momentos de total incertidumbre tanto a nivel económico como personal. Además del descenso de clientela que están sufriendo muchos negocios, las restricciones de las algunas de las comunidades autónomas como Cataluña no han ayudado nada, pues se han visto obligados a cerrar los restaurantes, teatros, gimnasios y otros negocios, llevando a cabo un descenso casi absoluto de sus ingresos y un aumento de sus deudas, dejándolos en una situación fatal.  

Los autónomos siguen estando obligados a pagar su cuota de autónomos mensual independientemente de que el estado de alarma les haya obligado a tener cerrados sus correspondientes negocios. Es por eso que, muchos autónomos no consiguen sostener los gastos frente a los pocos ingresos que tienen, obligándolos a cerrar temporalmente o definitivamente sus negocios.

Baja de autónomo temporal o definitivo

Cada empresa tiene su historia y puede ser que la crisis del Coronavirus haya afectado a tu negocio y eso te lleve a una difícil decisión de cerrar y por ello darse de baja como autónomo.

Si piensas que tu negocio no es rentable y estás acumulando deudas que no sabrás si podrás sostener en un futuro, te recomendamos que te des de baja en tu actividad, especialmente cuando las previsiones de futuro actuales no son muy optimistas.

La decisión del cierre del negocio puede ser tanto definitiva como temporal.

Cierre definitivo del negocio

Si es un cierre definitivo, recuerda que debes tramitar tu baja en::

  • RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social), en el plazo de tres días naturales a partir de la fecha efectiva de baja
  • Agencia Tributaria, en el plazo de un mes a partir de la situación de baja 

Recuerda que, deberás presentar los modelos de impuestos trimestrales, una vez tramitada la baja. En el mes de enero del 2021 deberás presentar los correspondientes resúmenes anuales.

Cierre temporal del negocio

Si es un cierre temporal, tendrás la opción de realizar un cese de actividad y cobrar el paro. 

Si es un cierre a medio plazo, podrás tramitar tu baja en la Agencia Tributaria y en el RETA y volver a darte de alta dentro de un tiempo. 

Es muy importante que si te das de baja de forma temporal, deberás presentar las declaraciones de impuestos trimestrales.

 

En definitiva, la crisis del Coronavirus está afectando a un gran número de negocios. Esperamos que la situación cambie pronto, aunque las expectativas no son del todo buenas. Si deseas más información sobre cómo darse de baja de autónomo puedes consultarnos en nuestra gestoría para autónomos . Si necesitas asesoramiento fiscal, no dudes en contactarnos.