Categoría: Gestoría para autónomos

facturas-impagadas-raipe

Mi cliente no me paga. Facturas impagadas, ¿cómo actuar?

Tanto si llevas mucho o poco tiempo siendo autónomo o teniendo tu propia PYME, te habrás encontrado con la incómoda situación de tener facturas impagadas por parte de alguno de tus clientes.

Qué mal sienta realizar un servicio y que finalmente no se pague, ¿verdad? Los retrasos suponen un problema para los autónomos que deberán hacer frente a gastos mensuales que si no disponen de liquidez suficiente, puede perjudicar gravemente a su negocio.  

La morosidad está a la orden del día, por eso hoy queremos darte algunos consejos para poder hacer frente a esta situación y evitar trabajar con este tipo de clientes.

Antes de trabajar con un cliente, intenta conocerlo bien. Asegurarte de que “es de fiar” y si es necesario, establecer un porcentaje de pago por adelantado para cubrirte las espaldas en caso de impago. 

En segundo lugar, y antes de emprender cualquier acción, revisa que en tu factura conste correctamente el modo de pago y el periodo, es decir, el número de cuenta a la que se debe ingresar el importe y la fecha de vencimiento de la factura emitida, pues si faltan estos datos, será mucho más complicado reclamar al cliente el dinero.

Llegados a este punto, si has mirado que el error no viene dado por tu parte, es momento de avisar al cliente del impago. Con un primer correo electrónico puede ser suficiente. En muchos casos el retraso se debe a cuestiones internas de la empresa la cual efectúa los pagos cada X tiempo. 

Si esta acción no surge efecto, prueba de llamar a tu cliente de manera “amistosa”, no acuses en una primera instancia y procura que al acabar la llamada haya quedado zanjado el tema.

En casos más serios, cuando el importe a pagar es muy elevado, ya son varios avisos sin respuesta o es una conducta que se repite por parte del cliente, siempre queda la vía legal para poder mediar estos temas.

Existen empresas especializadas en gestionar facturas impagadas por parte de los clientes, aunque también puedes contratar a un abogado e iniciar un proceso judicial. Por desgracia esto te costará dinero y tiempo, así que como ya hemos comentado al inicio, es importante que antes de llegar a este punto, intentes “prevenir antes que curar”.

¿Tienes facturas impagadas? ¿No sabes cómo gestionarlo? Contacta con Gestoría Raipe y te ayudaremos.

 

¿Quieres ser autónomo? Te contamos los pasos para iniciar tu actividad.

Cada vez más, muchas personas deciden dar el paso y darse de alta como autónomos, en 2015 se superaron los 3 millones de autónomos en España y la cifra ha seguido subiendo.

No obstante, si estás pensando empezar tu actividad como autónomo, debes saber que hay una serie de documentación necesaria que deberás tener al día para poder tenerlo todo en regla y que hacienda no te penalice.

Trámites

Uno de los primeros trámites que deberás hacer, es darte de alta en Hacienda, lo que se conoce como la declaración censal (modelos 036 o 037) en la que deberás facilitar tus datos personales, la actividad a la que te dedicarás, etc.

Ten en cuenta que también deberás seleccionar el epígrafe de Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que más se ajuste a tu negocio. Si no tienes claro este punto, no te preocupes, en el mismo día, trabajadores de Hacienda podrán orientarte.

Por otro lado, una vez te hayas dado de alta en Hacienda, será momento de darte de alta en la Seguridad Social.

Este trámite se puede realizar en el mismo día, para ello simplemente necesitarás un ordenador con conexión a Internet y una firma electrónica, que podrás hacerte en la oficina de Hacienda más cercana.

Anteriormente era necesario acudir a la oficina de la Seguridad Social para darse de alta, pero a partir del 01/10/2018 este trámite lo pasa a realizar la propia persona interesada con ayuda de una computadora.

En este punto también es bueno recordar que existen una serie de bonificaciones que Hacienda pone a disposición de los autónomos y de las cuales os podéis beneficiar si las cumplís.

Algunas de ellas son por ejemplo ejercer la actividad profesional en una localidad con menos de 5.000 habitantes o ser menor de 25 años.

Si necesitas ayuda o consejo sobre estos trámites y documentación, no te lo pienses más y contacta con nosotros. Te echaremos una mano en todo lo que necesites.

Y si necesitas que alguien te lleve la contabilidad y presente a tiempo todos los documentos que requiere Hacienda, ¡también ofrecemos un servicio de gestoría para autónomos!

Autónomos: declaraciones de IVA fuera de plazo

Una de las preocupaciones más frecuentes que vemos con nuestros clientes autónomos viene dada por la presentación de las declaraciones y la no presentación de las mismas.

Por eso hoy vamos a comentar todo lo que pasa cuando nos olvidamos de presentar la declaración trimestral del IVA. ¿Nos sancionan? ¿Qué pasa con hacienda? A continuación, esclareceremos algunas dudas.

Si alguna vez se te ha pasado el plazo de presentación de la declaración del IVA, deberás rectificar cuanto antes el error antes de que Hacienda te envíe un requerimiento. Avánzate y el recargo será menor.

En Gestoría Raipe siempre recomendamos contratar los servicios de una consultoría que lleve al día todas tus declaraciones y presente los documentos necesarios a tiempo, así no deberás preocuparte de nada.

En caso de no haber presentado la documentación, será necesario que te dirijas a la oficina de Hacienda que te corresponda y presentar el modelo 303 y lo más probable es que debas hacer frente al recargo por haber presentado dicho modelo fuera de plazo.

Actualmente no hay una fecha exacta en la que Hacienda te reclame la liquidación trimestral del IVA, aunque normalmente suele transcurrir alrededor de un año.

Recargos del IVA fuera de plazo

Si te hacen un recargo, la cuantía de este irá en función del tiempo que hayas tardado en presentar el modelo 303 a Hacienda. En ese caso, debes saber que si tardas menos de 3 meses el recargo es tan solo del 5 % sobre el IVA a liquidar.

Si pasan entre 3 y 6 meses el recargo es del 10 %, entre 6 y 12 meses se te aplicará un 15 % de recargo y cuando pasa más de un año sin haber presentado una declaración del IVA, el recargo es del 20 % + 3,75 % por el retraso.

Si te encuentras en esta misma situación y no sabes cómo debes proceder, en Raipe te damos soporte en todo lo que necesitas para poder presentar todos los documentos que Hacienda te requiere como autónomo. Llámanos sin compromiso y te ayudaremos.

Hacienda obligará a cerrar las sociedades inactivas o con escasa actividad

Este año se ha el Plan de Control Tributario para 2019, incorpora una novedad que afecta a las sociedades, pues Hacienda llevará a cabo una campaña para revocar el NIF y cerrar el registro a todas las sociedades con escasa o nula actividad.

La razón por la que Hacienda ha tomado esta decisión es porque estas sociedades constituyen un colectivo de riesgo puesto que podrían ser utilizadas para llevar a cabo operaciones fraudulentas. Así, una vez cerradas y sin poder actuar, la Agencia Tributaria podrá centrar sus esfuerzos en el resto de sociedades con una actividad regular.

¿Qué supondría una revocación del NIF de una sociedad?

  • En primer lugar, la baja en el registro de operadores intracomunitarios y del REDEME.
  • La imposibilidad de realizar operaciones bancarias y de obtener el certificado de estar al corriente de las obligaciones tributarias.
  • Baja del Registro Mercantil
  • Que los administradores de la sociedad puedan tener que responder de las deudas de la sociedad revocada.

Si tienes una sociedad y llevas al día todos los documentos legales que se deben presentar periódicamente, vas controlando tus finanzas y realizas los pagos dentro del período establecido, no debes por qué preocuparte.

Hacienda solo podrá revocar el NIF, entre otros supuestos, cuando se dé alguna de las siguientes situaciones (Arte. 147.1 RD 1065/2007):

  • No presentar la declaración del IVA durante tres ejercicios seguidos.
  • Cuando Hacienda no pueda realizar los cobros correctamente y las deudas se acumulen.
  • Cuando se inicie la actividad económica sin haber pasado el plazo de tres meses desde la solicitud del NIF.
  • Cuando durante un periodo superior a un año y después de realizar al menos tres intentos de notificación, la sociedad no conteste algún requerimiento de Hacienda.

Como siempre decimos en Gestoría Raipe, contratar los servicios de una gestoría para que presente todos los documentos necesarios a hacienda a su debido tiempo y estar al día de cualquier cambio, como por ejemplo este que hoy os estamos explicando, es esencial para evitar la revocación del NIF de una sociedad.

Declaraciones para autónomos

Declaraciones para autónomos: anuales y trimestrales

Todo autónomo tiene la obligación de cumplir con sus deberes fiscales y presentar las declaraciones anuales y trimestrales que corresponda en cada momento a Hacienda para evitar sanciones y otro tipo de complicaciones.

En este artículo presentamos una pequeña guía de declaraciones para autónomos para que puedas estar al corriente de tus obligaciones y no saltarte ninguna fecha del calendario fiscal.

 

Solicita tu presupuesto

 

Declaraciones trimestrales para autónomos

Las declaraciones trimestrales tienen el objetivo de dar cuenta de los gastos y ganancias de un autónomo para poder calcular el IVA que ha recaudado durante ese periodo de tiempo, y al que se debe restar el IVA que ha soportado como pyme o autónomo mediante la compra de productos y servicios ligados a su trabajo.

Veamos un ejemplo:

  • Autónomo factura 3.000 euros y cobra un 21% de IVA: recauda 630 euros en IVA a las empresas.
  • Autónomo compra productos por valor de 1.000 euros y gravados con un 21% de IVA: paga 210 euros por este impuesto.
  • En la declaración trimestral del autónomo debe pagar 420 euros de IVA a Hacienda (620 menos 210).

Las declaraciones se rigen por meses naturales, por lo que los impuestos deben presentarse hasta el día 20 del mes siguiente, coincidiendo con los meses abril, julio y octubre. En el mes de enero el plazo es hasta el día 30.

Declaración trimestral del IVA:  modelo 303, 310  y 311

De manera general, la declaración trimestral del IVA se hace por medio del modelo 303; sin embargo, para aquellos autónomos que coticen por módulos y estén acogidos al régimen simplificado de IVA, deben presentar el modelo 310 en los meses de enero, abril y julio y el modelo 311 en octubre.

Declaración trimestral del IRPF: modelo 130 y 131

En función de si tributas de una forma u otra, deberás presentar un modelo diferente para declarar el IRPF ante la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

  • Si tributas por estimación directa debes presentar el modelo 130.
  • Si tributas por módulos, el modelo 131.

Como autónomo debes presentar la declaración del IRPF incluso en el caso de que no tengas ninguna cantidad a ingresar por este periodo, la cual deberá ser negativa.

Declaración trimestral de retenciones: modelo 111 y 115

Esta declaración de retenciones e ingresos a cuenta en caso de haberlas efectuado contempla, como más habituales, las retenciones del IRPF por la nómina  y finiquitos de los trabajadores que tengas contratados, las facturas de los profesionales independientes (modelo 111) y las rentas pagadas por alquiler del local u oficina donde se ejerce la actividad profesional (modelo 115). En estos casos, deberás pagar a Hacienda de mantera trimestral la retención correspondiente a cada gestión.

 

Más información sobre autónomos

 

Declaraciones anuales

En el caso de las declaraciones anuales, estas se presentan a Hacienda en diferentes momentos de la primera mitad del año y son las siguientes:

Declaraciones de resumen anuales: modelos 180, 190  y 390

Estas declaraciones tienen una naturaleza informativa y recapitulativa y precisan de los modelos 180 y 190 para acreditar las retenciones e ingresos a cuenta; y el modelo 390 para lo referente al IVA. Se presentan en enero.

Declaración anual de operaciones con terceros: modelo 347

El modelo 347 es relativo a las operaciones con terceros (personas físicas o jurídicas, entidades, clientes y proveedores) con los que se han realizado operaciones  que superen los 3.006 euros en su conjunto durante el año anterior. Debe presentarse en marzo.

Declaración anual del IRPF: modelo D-100

El modelo D-100, que constituye la declaración de la renta de un autónomo, debe presentarse durante el periodo comprendido entre el 2 de mayo y el 30 de junio.

Los autónomos con sociedades deben presentar el modelo 202 (realizar los pagos fraccionados en abril, octubre y diciembre) y el modelo 200 (correspondiente a la declaración del impuesto de sociedades) antes del 25 de julio.

Es importante tener en cuenta que en caso de tramitar la baja como autónomo no desaparecen las obligaciones con Hacienda y que aún debes presentar a la Agencia Tributaria los informes anuales, tuvieras o no ingresos como autónomo, para dejar constancia de toda la información relacionada con tu actividad económica por el periodo que estuviste dado de alta.

En Raipe Consultors estamos especializados en prestar servicios de asesoramiento para autónomos. Contacta con nosotros si buscas una gestión personal y profesionalizada que te ayude a controlar la fiscalidad y contabilidad de tu negocio.