Categoría: Asesoría Fiscal

Todo lo que debes saber del cierre contable.Asesoría fiscal en Barcelona que gestiona los impuestos y la contabilidad de todo tipo de empresas y autónomos.

ingreso mínimo vital

Ingreso Mínimo Vital: Todo lo que necesitas saber

¿Necesitas una asesoría fiscal en Barcelona a partir de la crisis sanitaria que ha generado el coronavirus? No sería nada extraño. Hoy existe una gran incertidumbre, especialmente a nivel económico.

Debido a la situación de crisis sanitaria que ha originado el COVID19, muchas familias se han visto afectadas económicamente después de perder sus empleos. Incapaces de afrontar los gastos derivados de las necesidades más básicas y con unos recursos cada vez más limitados, se ven obligados a pedir ayuda.

El Ingreso mínimo vital es una alternativa: Desde nuestra asesoría fiscal en Barcelona te lo explicamos:

Aunque el plazo de solicitudes para percibir la prestación está en activo desde el pasado 15 de Junio, se ha introducido una pequeña modificación. A partir de ahora, quienes la soliciten antes del 15 de Septiembre recibirán la prestación correspondiente de los meses anteriores. Es decir, el ingreso mínimo vital será una ayuda con carácter retroactivo desde el 1 de Junio.

Pero, ¿quién podrá acceder al Ingreso Mínimo Vital?

Su concesión se hará por núcleo familiar, esto significa que podrá solicitarlo un adulto por hogar. La aprobación estará sujeta a un estudio sobre la situación económica de todos los integrantes de la unidad familiar. Esto quiere decir, que para que su solicitud sea aceptada se tendrán en cuenta los ingresos económicos que tengan el resto de miembros integrantes.

Aún así, el ingreso mínimo vital no es sólo para familias, sino también para aquellos ciudadanos que no tengan cargas familiares.

Con el fin de proteger a aquellos ciudadanos que hoy están en riesgo de pobreza, se concederá el Ingreso mínimo vital a aquellas familias que cumplan las siguientes condiciones:

  •   Residir en España de forma ininterrumpida durante al menos un año.
  •   Tener entre 23 y 65 años, aunque también podrán acceder a la prestación aquellos que no entren en este rango siempre que tengan menores a su cargo.
  •   Además, se comprueba el patrimonio y los ingresos con los que cuenta el solicitante y su núcleo familiar.
  •   La cantidad a percibir, será variable y dependerá de las necesidades de cada familia. La cuantía final deberá garantizar la protección y supervivencia de las familias afectadas por la crisis del COVID19.

¿Cómo puede solicitarse?

En la actualidad se puede solicitar esta ayuda únicamente de forma telemática, mediante la sede electrónica de la Seguridad Social.

En Raipe consultors, consolidada asesoría fiscal en Barcelona, ofrecemos la posibilidad de facilitar y agilizar la tramitación de la prestación mínima vital.

Deducción por maternidad

Deducción por maternidad 2020

Conoce todos los detalles de la deducción por maternidad y del incremento que ha tenido en el ejercicio 2019 en caso de que se incurra en gastos de guardería, y aplícala correctamente en la declaración del IRPF.

La ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) regula la deducción por maternidad por hijos menores de 3 años de hasta 1.200 € anuales por cada hijo nacido en territorio español. Esta deducción se aplica no sólo en el caso de hijos biológicos, sino también en adopciones y acogimiento sin importar la edad del menor, durante los tres años siguientes a su inscripción en el Registro Civil.

Sigue leyendo para saber más.

Beneficiarios y requisitos deducción por maternidad

Beneficiarios. Pueden disfrutar de esta deducción las mujeres que trabajen por cuenta propia o ajena, que estén dadas de alta en la Seguridad Social o mutualidad equivalente y que tengan al menos un hijo menor de tres años por el que puedan disfrutar del mínimo por descendientes en su IRPF [LIRPF, art. 81; RIRPF, art 60] .

La deducción es aplicable desde el mes natural en que se produce el nacimiento hasta el mes anterior al que el descendiente cumpla los tres años (por ejemplo, si el hijo nace en junio de 2019, la deducción es aplicable hasta mayo de 2022). En caso de adopción, se computan los tres años siguientes a la fecha de inscripción del hijo en el Registro Civil (con independencia de su edad).

No aplicación. Por tanto, este incentivo no es aplicable en los siguientes casos:

  • Durante los meses en que se haya estado en desempleo, aunque se cobre una prestación por ello [DGT V3018-16] .
  • Cuando el trabajador se encuentre de baja por excedencia voluntaria, aunque sea para el cuidado de los hijos [DGT V1552-14] .
  • Cuando la madre se encuentre en situación de incapacidad [DGT V0216-07] .

La deducción sí se puede aplicar durante los meses de baja por enfermedad [DGT V3236-15] o durante la propia baja por maternidad [DGT V2992-11], e incluso aunque no se hayan percibido ingresos en ese período cuando se ha estado de alta en el RETA.

El requisito del alta en la Seguridad Social se entiende cumplido cuando esta situación se produzca en cualquier día del mes. Por tanto, el mes se computa por entero aunque sólo se haya cotizado unos días.

Deducción para el padre. El padre tiene derecho a esta deducción en caso de fallecimiento de la madre, o cuando tenga la guarda y custodia exclusiva de los hijos (y siempre que cumpla el resto de los requisitos) [LIRPF, art. 81.1] . En caso de fallecimiento de la madre, la deducción se prorratea por meses: durante los meses en que vivía la madre le corresponde a ella la deducción; en el mes de fallecimiento y los siguientes, al padre [Informa 134740] .

Importe y límites

Importe. La deducción es de 100 euros por cada hijo y cada mes en que se cumplan los requisitos antes indicados, por lo que la deducción anual por hijo puede ser de hasta 1.200 euros. Eso sí: la deducción anual aplicable para cada hijo nunca puede superar la suma de las cotizaciones totales (cuota del trabajador y empresarial) a la Seguridad Social o mutualidad devengadas en cada ejercicio con posterioridad al nacimiento o adopción de dicho hijo [LIRPF, art. 81.3] .

A estos efectos se computan los importes íntegros de las cotizaciones sin restar las bonificaciones, e incluyendo las cuotas del trabajador y las de la empresa [DGT V0122-10] .

El límite sobre las cotizaciones se aplica por cada hijo. Por ejemplo, si las cotizaciones anuales atribuibles a una madre trabajadora son de 1.500 euros y ésta tiene dos hijos gemelos de un año, podrá aplicar una deducción en su IRPF de 1.200 euros anuales por cada hijo (2.400 en total).

Ejemplo. El hijo de una madre trabajadora nació el 25 de febrero de 2019, estando ella cuatro meses de baja por maternidad y un mes más de vacaciones (hasta el 25 de julio). A continuación solicitó una excedencia hasta el 1 de noviembre, fecha de su reincorporación. Pues bien, en este caso la deducción es de 800 euros. El incentivo es aplicable durante ocho meses: de febrero a julio y de noviembre a diciembre.

Entre agosto y octubre no hay deducción de maternidad, ya que la madre estuvo de excedencia y no hubo cotizaciones a la Seguridad Social.

Anticipado. Esta deducción se puede cobrar de forma anticipada (100 euros al mes) previa solicitud con el modelo 140. En ese caso, en la declaración de IRPF se deben reflejar los meses en los que se han cumplido los requisitos para disfrutar de la deducción, las sumas cobradas y las cotizaciones de cada mes [LIRPF, art. 81.4; RIRPF, art. 60.5] .

 

Deducción como paga mensual

Si se desea, también se puede optar por cobrar los 100€ de forma mensual, como si de una paga se tratara, por cada hijo menor de 3 años.

Esta ayuda es compatible con otras prestaciones estatales, autonómicas o locales. Es lo que se ha denominado Plan de Devolución Anticipada a Madres y adoptantes.

Para solicitarla, es necesario rellenar y presentar el Modelo 140

¿En el caso de madres trabajadoras, afecta el ERTE a la deducción por maternidad?

En los casos de suspensión del contrato de trabajo durante todo el mes, como consecuencia de la aprobación de un ERTE, deja de realizarse una actividad por cuenta ajena y de cumplirse los requisitos para disfrutar de la deducción por maternidad y el correspondiente abono anticipado.

  • ERTE de reducción de actividad. Si el ERTE es sólo parcial podrá seguir disfrutando de la deducción como hasta ahora.
  • ERTE de suspensión. En cambio, si se suspende la actividad durante uno o varios meses naturales completos, en dichos meses la deducción no será aplicable. Si una parte de algún mes sí ha trabajado, el incentivo se mantiene en dicho mes.

Puede contactar con nuestro asesor fiscal para que le asesore sobre la deducción por maternidad

declaración de la renta 2019

¿Afecta el Coronavirus a la Declaración de la Renta 2019?

Seguramente muchos de vosotros os habréis preguntado si afecta el Coronavirus a la declaración de la Renta 2019, si tenemos algún tipo de aplazamiento de los impuestos o si existe alguna reducción para afrontar mejor esas deudas. La respuesta de hacienda ha sido clara: NO.

Hacienda de momento, tiene previsto seguir adelante con los plazos establecidos, sin desviarse de su planteamiento inicial. El estado de alarma no influye en la declaración de la renta 2019. Todo va a seguir igual que todos los años.

¿Qué pasa si no hago la declaración de la Renta en el plazo establecido?

Es posible que te encuentres con problemas económicos y no te vaya bien ahora pagar la declaración en caso que te te salga a pagar. De momento, no ha salido ninguna ayuda para poder aplazar estos pagos. En caso de que el declarante no haga la declaración o la haga fuera del plazo y Hacienda lo detecta, los intereses de retardo se deberán pagar desde el primer día fuera de plazo.

Las sanciones pueden ir desde el 50% al 150% sobre lo que se deba pagar. Incluso si a declaración te sale a devolver y no se ha declarado, también se pueden aplicar sanciones.

¿Cuales son los plazos de la declaración de la Renta 2019?

Os recordamos que los plazos para hacer la declaración de la Renta 2019 van desde el 1 de abril hasta el 30 de junio de 2020. Te recomendamos que la entregues a tiempo para evitarte cualquier sanción.

Si prefieres presentar el borrador del IRPF a través de las oficinas de la Agencia Tributaria podrás pedir cita a partir del 13 de mayo, siempre y cuando el estado de alarma lo permita.

¿Cómo puedo hacer la declaración?

Como hemos comentado, desde el día 1 de abril se podrá consultar, modificar y enviar el borrador por internet. Se puede hacer de dos formas diferentes, a través de la aplicación móvil de la Agencia Tributario o bien desde la Renta Web.

Para acceder al borrador puede hacerse de maneras distintas, mediante el certificado electrónico, solicitando el número de referencia, o solicitando la Cl@ve Pin. Una vez solicitado, podrás acceder al borrador, modificarlo y enviarlo cuando estés seguro de que todos los datos son correctos.

Esperamos que hayamos aclarado alguna de tus dudas sobre la declaración de la Renta 2019. Y recuerda que, si necesitas ayuda, puedes ponerte en contacto con nuestro asesor fiscal que estarán encantados de ayudarte.

cierre-contable

Cierre contable anual, todo la que debes saber

El inicio de un nuevo año es el final de otro, por eso cuando tenemos un negocio al empezar el año nuevo debemos realizar el cierre contable del anterior. Hacerlo no es fácil, por ello, en Raipe te desvelamos algunas claves para hacerlo.

El cierre del ejercicio contable ¿Qué es?

Si tienes una empresa sabrás que es obligatorio llevar la contabilidad al día, además de presentar los distintos modelos tributarios a Hacienda. Algunos de estos modelos están relacionados precisamente con el cierre contable.

El cierre del ejercicio contable sirve para informar sobre el estado de nuestro negocio y pagar conforme lo ingresado. Para realizarlo deben presentarse variedad de modelos y documentos, las fechas varían según el año. te recomendamos que visites la web de la Agencia Tributaria para informarte sobre toda la documentación a presentar y su programación.

Pero no te confundas, el cierre contable consiste básicamente en registrar los resultados del ejercicio en un libro donde se incluyen las cuentas de balance (activo, pasivo y patrimonio). Otra cosa es el cierre fiscal, que es el pago de impuestos y deducciones calculado, eso sí, a través del cierre contable.

 

Paso a paso

Lo primero que debes hacer es comprobar que los libros contables estén correctos y cuadrados a la perfección. Entonces podemos empezar con lo siguiente:

  • Balance de sumas y saldos
  • Revisar el Plan General Contable
  • Hacer un inventario
  • Revisión de Créditos y Deudas
  • Ajustes de periodificación
  • Previsión de gastos y riesgos
  • Amortización del inmovilizado
  • Contabilizar las provisiones por insolvencia
  • Arqueo y cuadre de caja

 

Un año acaba y otro empieza

Al terminar el año debemos llevar a cabo el asiento del cierre contable, que no es más que la finalización del registro de las operaciones de dicho año. Por lo tanto, tendremos que abrir un nuevo libro donde empezar a registrar las cuentas del nuevo año, a esto se le llama asiento de apertura.

En este caso, debemos de dar un giro a los resultados, colocando todos los asientos del “Debe” en el “Haber” y viceversa.

 

Cierre Fiscal

El cierre contable, como ya te hemos comentado, nos ayuda a realizar el cierre fiscal. De hecho, cualquier negocio precisa terminar el primero para hacer el segundo. De esta manera dejamos preparado todo lo referente a los tipos impositivos y presentar sus respectivos documentos.

Son varios los documentos y modelos a presentar, los más importantes son:

  • El impuesto de sociedades
  • Los modelos anuales, incluyendo el 309 (IVA)
  • La Amortización de activos

Una vez empezado el nuevo año deberás tener muy presente el Calendario Fiscal del 2020 para conocer los distintos períodos de entrega de los modelos y evitar sanciones. Todos sabemos lo importante que es evitar cualquier sanción administrativa, por lo tanto, debemos tener bien claro que modelos debemos presentar y cuando.

 

El Gestor, tu mejor amigo

Y es que todo esto es un quebradero de cabeza, llevar las cuentas de una empresa no es cosa de niños. Saber que puedes deducirte, que no, en qué cantidad… es muy complicado si no eres un experto en la materia. 

Piensa además en el estricto calendario de nuestra amiga la Agencia Tributaria, no nos perdonan ni un solo día. Así que si ya tienes suficiente trabajo con llevar tu negocio adelante lo mejor siempre es contar con un contable y un asesor fiscal para que realicen tu cierre contable. Esta es la única manera de poder dormir realmente tranquilos.

asesor fiscal

Las 10 funciones básicas del asesor fiscal

Si te estás preguntando en qué consiste el trabajo de un asesor fiscal o necesitas uno, pero tienes dudas sobre si sabrá ayudarte, sigue leyendo. Con este artículo conocerás las funciones básicas que todo asesor fiscal debe saber realizar.

¿Qué hace un asesor fiscal?

La mayoría de personas lo único que ven en la figura del asesor fiscal es un profesional que ayuda a pagar menos impuesto. Esta es una creencia errónea, un buen profesional hará que pagues exactamente por lo que te toca, ni más ni menos. 

Las consecuencias de “hacer trampas” con las leyes tributarias se pagan caras, y es que Hacienda no se anda con chiquitas y sus multas son cuantiosas. De hecho, cuando la cuantía de las cuotas defraudadas sobrepasan los 120.000 € estamos incurriendo en un delito fiscal, que se condena con penas de 1 a 5 años y con la devolución de la cantidad defraudada multiplicada (hasta seis veces).

El buen asesor, como hemos dicho, te hará pagar lo que te pertenece, optimizando tu carga fiscal, dentro siempre de la legalidad. Todos conocemos casos de fraude fiscal por los cuales algunos personajes públicos han tenido que pasar una temporada entre rejas. Y nosotros no queremos eso… ¿No?

Las 10 funciones básicas del asesor fiscal

Una vez explicada la figura del asesor fiscal, pasamos a desgranar más detenidamente sus funciones, que son las siguientes: 

  1. La primera, la básica, la asesoría y planificación fiscal, teniendo siempre conocimiento de la normativa tributaria, por la cual cosa debe formarse continuamente. 
  2. Elegir las mejores soluciones, analizando el contexto jurídico que rodea cada cliente y escogiendo así la mejor estrategia, aplicando las deducciones, bonificaciones o compensaciones correspondientes.
  3. Soporte durante una posible inspección. Asistir e incluso representar a sus clientes frente a las diferentes actuaciones de la Agencia Tributaria.
  4. Cumplimentar, preparar e incluso presentar las liquidaciones tributarias en el plazo correcto, en sus distintos modelos y fórmulas, entre ellas el IRPF y el IVA.
  5. Hacer uso de las diferentes herramientas telemáticas, como bases de datos y plataformas de información.
  6. Conocer las leyes aduaneras, para poder asesorar a los clientes que se vean afectados por estas.
  7. Saber también los diferentes tributos locales y los cedidos a las comunidades autónomas, por lo menos, los del lugar donde se encuentre.
  8. Estar al tanto de la ley de sucesión y patrimonio, para su debida planificación y control.
  9. Concurso de acreedores, un asesor fiscal debe saber cómo debe desarrollarse y asesorarnos sobre ello.
  10. Constitución de empresas, podemos acudir a un profesional del sector para que nos instruya sobre cómo crear nuestra empresa o incluso que sea él quien nos lo tramite. Pero, no solo eso, sino también puede hacer lo mismo con el Impuesto de Sociedades y la disolución de nuestro negocio.

Aunque, cabe recalcar que la función del asesor fiscal es, como bien dice su nombre, asesorar. Es decir, al final la elección y la responsabilidad es nuestra.  Si surge cualquier incidencia, quien da la cara delante de hacienda es el contribuyente. Por eso es tan importante escoger a un buen profesional y escuchar su sabio consejo.