Categoría: NUEVA LEY DE AUTÓNOMOS

Servicios para autónomos: Eres autónomo y tu negocio ha crecido ¡Puedes sentirte afortunado! Pero ahora te asalta otra duda ¿Debo pasarme a SL?

Autónomos en tiempos de coronavirus

Autónomos en tiempos de Coronavirus ¿Qué ayudas tenemos?

En estos últimos días se han ido publicando diferentes decretos con medidas que pueden ayudar a los autónomos en tiempos de Coronavirus. En este artículo te las explicamos.

Se ha hablado mucho de los autónomos estas últimas semanas, sobre qué pasará con sus negocios y las pérdidas económicas que va a suponer no poder realizar su actividad con normalidad. La incertidumbre de hasta cuándo va a durar el estado de alarma es cada vez mayor, sobre todo para este colectivo. A continuación te mostramos las facilidades que el gobierno ha aprobado.

Aplazamiento de impuestos para autónomos

Según el nuevo Real Decreto Ley 7/2020, los impuestos de los autónomos podrán ser aplazados hasta 6 meses, tanto el IVA como el IRPF, tanto en estimación directa (Modelo 130) como en estimación objetiva (Modelo 131).
Hay que tener en cuenta que, se trata de una moratoria y que por tanto, tarde o temprano estos impuestos deberán pagarse. No obstante, la moratoria permitirá a los autónomos obtener más liquidez con la que podrán contar en estos momentos difíciles.

Durante los 3 primeros meses de aplazamiento de impuestos no se cobrarán intereses

Esta medida podrá aplicarse desde la fecha de aprobación del decreto hasta el 30 de mayo de 2020.

Aplazamiento de la cuota de autónomos

Se ha hablado mucho sobre el aplazamiento de la cuota de autónomos sin llegar a haber una resolución definitiva. Finalmente a día 31 de marzo el gobierno aprobó una moratoria sin intereses para todos los autónomos. En concreto, podrán conceder una moratoria de hasta seis meses para el pago de las cuotas sociales de mayo, junio y julio, además de el aplazamiento del pago de la cotización de abril, con un 0,5% de interés (7 veces menos de lo habitual).

Se debe solicitar antes del transcurso de los diez primeros días naturales del mes de abril, para evitar la facturación de la cuota.

Solamente se aplicará a los autónomos que no hayan solicitado la ayuda por cese de actividad.

Ayuda por cese de actividad

Este Real Decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo podrá ser aplicado por esos autónomos en tiempos de Coronavirus que hayan tenido pérdidas importantes o que el estado de alarma les haya suspendido la actividad.
Si se acredita que los ingresos se han reducido al menos con un 75%, se podrá acceder al paro para autónomos. Se tendrá en cuenta la facturación del último semestre para poder demostrar el porcentaje de pérdidas de ingresos.

¿De qué cantidad estamos hablando?

La cantidad por prestación será del 70% de la base reguladora, calculada con el promedio de las bases cotizadas en los últimos 12 meses. En caso de que el solicitante no haya cotizado durante al menos un año, la cuantía será del 70% de la base mínima de cotización, por lo que el autónomo recibiría un total de 661,04€ mensuales.

Como hemos comentado, esta prestación no exime de los pagos de la Seguridad Social. Si el autónomo tiene alguna deuda con la S.S tendrá 30 días para pagarla antes de que se deniegue la solicitud de prestación por cese de actividad.

Deberás ponerte en contacto con tu gestoría o bien solicitarla telemáticamente. La documentación que deberás presentar es la siguiente:

  • Modelo 145.
  • Fotocopia del DNI.
  • Dos últimos recibos de cotización.
  • Libro de familia en caso de contar con hijos a cargo.
  • Número de cuenta donde quieres que te ingresen la prestación.

Si tienes cualquier pregunta sobre las ayudas de autónomos en tiempos de Coronavirus, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

autonomo

De Autónomo a SL ¿Cuándo dar el paso?

Eres autónomo y tu negocio ha crecido ¡Puedes sentirte afortunado! Pero ahora te asalta otra duda ¿Debo pasarme a SL?  Este es el siguiente escalón, un cambio que se ve motivado fundamentalmente por el ahorro fiscal que puede conllevar. Ahora, veamos cuando realmente es rentable dar el salto de autónomo a SL.

 

¿Está tu negocio en el momento adecuado?

Reflexiona un poco antes de dar el paso, no queremos batacazos ¿No? Primero de todo, para que sea verdaderamente rentable el cambio de autónomo a empresa debes tener unos beneficios mínimos de 40.000 euros anuales. Debes esperar, además, a que estos beneficios se estabilicen. Por lo tanto, si tu actividad acaba de comenzar quizás sea bueno esperar a que estas ganancias se mantengan con el paso del tiempo.

 

¿Qué beneficios conlleva?

Siguiendo con el tema del capital, empezaremos hablando sobre el ahorro fiscal que puede suponer dicha transformación. Como trabajador por cuenta propia pagas el IRPF, que es un impuesto gradual, es decir, cuanto más ganas más pagas. Sin embargo, creando una empresa pasarás a tributar por el Impuesto sobre Sociedades, que tiene un tipo fijo.

El segundo motivo por el cual dar el paso es la barrera legal. Si mientras eres autónomo las cosas no van como deberían, deberás responder con tu patrimonio personal. Por otra parte, siendo una SL responderás con el capital aportado al configurar tu SL.

El tercer motivo es la imagen. Una empresa siempre da más credibilidad, más seguridad. Favorece la confianza del cliente hacia nosotros, facilitando así contratos y acuerdos con proveedores y otras empresas. 

Una vez esclarecidas todas las dudas veamos qué pasos seguir para dar el sorpasso de autónomo a SL.

 

¿Qué tipo de sociedad debo constituir?

Pensar en empresa es pensar en una SL, no hay más que leer este artículo para darnos cuenta. Pero, existen diferentes formas jurídicas, a continuación, te explicamos un poco cada una para que puedas elegir la tuya.

3.1. La típica, la SL (Sociedad de Responsabilidad Limitada).

De la que hemos hablado a lo largo del artículo, la más común de las pymes. Con un aporte mínimo de 3.000 euros. Si solo hay un socio esta pasa a ser una SLU o Sociedad Limitada Unipersonal. 

3.2. Sociedad Anónima, SA o la reina de la bolsa.

Con un capital mínimo de 60.000, la gestión de estas es más complicada que la anterior. El capital se divide en acciones, la cual cosa permite cotizar en bolsa. 

3.3. Sociedad Limitada Nueva Empresa (SLNE)

Aquí el capital es de un mínimo de 3.000 euros, con un máximo de cinco socios esta sociedad no se divide en acciones que puedan jugar en la bolsa. 

3.4. Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral o las empresas formadas por trabajadores.

Tenemos la limitada (SLL) y la anónima (SAL). El capital se divide en participaciones sociales que pertenecen en gran parte a los trabajadores. Los empleados de estas tienen un sueldo y un contrato fijo, como el de cualquier otra empresa.  

3.5. Las famosas cooperativas. Sociedad Cooperativa o SC.

Las hay de dos tipos, las SC, en las cuales varias personas se unen para realizar una actividad. En cambio en la Sociedad Cooperativa de Trabajo Asociado, son creadas para poder facilitar a los socios puestos de trabajo.  Quizás estas sean las más complicadas de explicar.

 

¿Cómo se hace el cambio?

Lo primero que debes hacer cuando estás considerando hacer el cambio de autónomo a SL es contactar con un profesional, él será quien te guiará y evaluará tu situación empresarial y económica. Piensa que una SL conlleva un control más estricto de la contabilidad, por ejemplo, en las actividades que se ven sujetas al IVA se tienen que llevar también libros fiscales. 

Es importante que tengas en cuenta que solamente para empezar deberás de:

Disponer de un mínimo de 3.000 euros para el capital social.

Solicitar el Certificado de Denominación Social e inscribir la SL en el registro mercantil.

Redactar unos estatutos relativos a tu sociedad.

Pedir tu NIF.

– Ir al notario para construir legalmente tu sociedad.

¿Cumples con todos los requisitos? ¿Quieres empezar a disminuir tu presión fiscal? Puedes contactar con Gestoría Raipe y te guiaremos en este viaje.

 

logo renta

Declaración de la renta 2019

(Actualización abril 2019)

Como muchos ya deben saber, la campaña para la declaración de la Renta y Patrimonio de 2018/2019 ya puede ser presentada, y ésta se podrá hacer desde las plataformas de Internet, o bien por teléfono.

Desde el pasado día 2 de abril ha comenzado la campaña para la declaración de la renta que compete al ejercicio del año 2018. En este tramite anual con Hacienda se tratan diferentes tipos de factores, como pueden ser la presentación de las rentas y patrimonios del año pasado en el que se ha desarrollado la vigencia.

Los contribuyentes tendrán tiempo hasta el día 1 de julio para presentarla, pero siempre es bueno recordar una serie de claves a tener en cuenta para este momento. Es importante ser previsor e ir recopilando todos los datos que se requieren y tenerlos controlados y al día.

En la campaña del año pasado, se introdujo como novedades la posibilidad de presentar declaraciones a través de la aplicación móvil y la opción de solicitar cita previa para el Plan «Le llamamos», por el que la AEAT llama a los contribuyentes y les confecciona y presenta la declaración por teléfono.

Novedades de la declaración de la renta 2018-19

Algunas novedades como la incorporación de la exención de las retenciones de las prestaciones de maternidad y de paternidad, así como la ampliación de la deducción por familia numerosa, hasta 600 euros anuales, por cada uno de los hijos que formen parte de la familia numerosa que exceda del número mínimo de hijos exigido para que dicha familia haya adquirido la condición de familia numerosa de categoría general o especial, entre otras. son un ejemplo de la declaración de la Renta de 2018-19.

Solicitar información

Pero no todo queda ahí, existen varias novedades como bien puede ser las deducciones por cónyuge con discapacidad a cargo o bien se disponga de una parte de la unidad familiar en otro estado de la Unión Europea, como también el concepto de familia numerosa.

No obstante, ¿aún no tienes claro si debes presentar la declaración de la renta?

Si por ejemplo…

  • Trabajas como asalariado y obtienes ingresos anuales superiores a 22.000 euros.
  • Tienes viviendas que generan rendimientos del capital inmobiliario superiores a los 1.000 euros.
  • Te beneficias de la prestación por maternidad, por familia numerosa o por descendientes o ascendientes con discapacidad.
  • Trabajas como asalariado y como autónomo de manera simultánea.
  • En un mismo año has trabajado en dos lugares diferentes de trabajo, es decir has tenido dos o más pagadores. Recordar que si habéis estado cobrando la prestación por desempleo, también se cuenta como pagador.

¿Que hago si tengo que pagarle a Hacienda? ¿Y si me devuelven?

No en todos los casos suele ser el mismo, pues varia de múltiples factores como algunos de los que se ha mencionado anteriormente y es que no todos los años es lo mismo, y en unos puede ser que te toque pagar, y en otros a devolver.

Empecemos por éste último. Si te toca a devolver, o que es lo mismo, a Hacienda le toca pagarte la cantidad que aparece en tu borrador de la renta. Este se puede hacer el ingreso del dinero a través de cuenta bancaria, o por lo menos es la forma más habitual, y suele realizarse el pago en un mes, aunque existen casos que puede haber seis meses de demora. Si pasa este plazo, el contribuyente puede reclamar intereses de demora por la tardanza en el pago.

En cambio, puede pasar que te toque pagar. En estos casos el procedimiento es muy simple. Primero de todo haces el borrador y lo aceptas. El pago se puede hacer a través de cuenta bancaria ( o por lo menos es la forma más común), y éste se puede realizar en la cantidad totalitaria al completo, o bien fraccionado en dos pagos:

  • El 60% de la deuda tributaria de la cantidad que se debe de pagar y que se presenta en la declaración.
  • El 40% de la deuda tributaria, en el mes de noviembre.

Estas son algunas de las condiciones básicas, pero la Declaración de la Renta siempre lleva consigo mil dudas y cuestiones que más vale que te las solucione un experto. En gestoría Raipe nos comprometemos a ayudarte en todo lo que necesites para declarar tu Renta correctamente.

despidos improcedentes

Despidos Improcedentes. Asesoría Laboral

Tipologías de despidos improcedentes

Consideraremos un despido improcedente cuando la empresa despide a un empleado sin ninguna causa aparente y sin justificación alguna. Si se pretende reclamar una indemnización o presentar una oposición formal, es preciso acudir a una asesoría laboral.

Otras causas pueden ser el incumplimiento de los requisitos legales del despido, tales como la no presentación de éste por escrito, no informar al empleado de las causas de su despido.

O bien cuando tengamos indicios que las causas del despido son discriminatorias hacia la persona (por motivos raciales, de edad o sexo).

 

¿Cómo actuar?

Cuando esto sucede, una de las primeras cosas que se debe hacer, si tenemos intención de que este acto no quede impune, es buscar una asesoría laboral.

Con sus servicios nos podrán ayudar a presentar lo que se conoce como Papeleta de Conciliación en la que se convoca a ambas partes, empresa y ex empleado para que lleguen a un acuerdo.

Si este acuerdo no se da, el siguiente paso será ir por la vía judicial y poner en manos de un juez el caso.

Una vez se da este caso, la empresa tiene de plazo 5 días para readmitir al trabajador o por lo contrario, indemnizarlo.

Si resides en Barcelona, una asesoría laboral en Barcelona que ofrece ayuda para los despidos improcedentes es Raipe. Estamos dispuestos a aconsejarte, siempre con total transparencia y garantizando el cumplimiento de tus objetivos.

 

declaración de la renta

Contrata una buena asesoría para hacer tu declaración de la renta

Estamos en plena campaña para la declaración de la renta y, como casi todos los entes de la sociedad, no sabemos que es lo que se debe de hacer realmente para que no te pille el toro y te lo haga pasar, realmente, mal.

Es aquí donde las asesorías y las gestorías ponen en juego su papel para que, ya sean PYMES, grandes empresas o particulares, hagan sus declaraciones de la renta de este año.

Pero… ¿Cómo confiar algo tan sagrado como tu contabilidad a una asesoría?

En este artículo te damos algunos trucos para que puedas confiar y escoger la gestoría más adecuada para hacer tu declaración de la renta, y sobre todo debes de andar con pies de plomo, si tu caso es de un autónomo (las sociedades tienen un sistema diferente).

Así que si estás interesado tan solo debes de seguir leyendo para saber qué es lo que debes de hacer.

Los consejos

Esta figura de la asesoría fiscal es indispensable para que todas la cuentas cuadren y todo no desemboque en problemas con Hacienda u otros estamentos. De aquí nace la importancia de disponer un buen gestor para que se encarge de las facturas y todo lo relativo a los pagos de tu empresa.

Pero te preguntarás… ¿Qué es lo que necesito saber?

Valora tus necesidades

Con esta premisa queremos hacer hincapié en que es indispensable que sepas cuáles son tus necesidades y, en función de ellas, todo variará según tus actividades, acciones y términos como ente fiscal.

La formación y experiencia de tu asesor también importa

La experiencia, el aval de los buenos resultados y sobre todo la confianza que puede aportar un asesor fiscal es el que garantiza la calidad de sus servicios. Es por ello que debes de infórmate y ver si cumple con los requisitos que estás buscando para que gestión de tu negocio.

Esta documentación e información previa puede salvarte de muchos disgustos y darte beneficios si la gestión se realiza de forma rápida.

Hablamos de la inversión económica

Tus cuentas son algo sagrado que nadie debe de inmiscuirse, pero si no entiendes mucho de números, será mejor que alguien que entienda del tema, como los profesionales de asesoría fiscal sepan lo que se hacen.

Serán tus ingresos los que determinarán a qué tipo de asesor irán destinados, pero este gasto es una buena inversión pues la actividad  se verá influenciada en el futuro de la actividad de tu empresa.

Analiza y compara

Infórmate, documéntate y sobre todo analiza y  compara entre varias asesorías fiscales pues es a quién les dejarás la responsabilidad de tus cuentas de tu negocio.

Sé paciente y analiza todos los gestores posibles y que sean accesibles para comparar los precios y acabar contratando el mejor gestor de calidad-precio.

 

En definitiva, saber elegir la asesoría fiscal idónea para la gestión de tu negocio es algo primordial para que todo el tema burocrático y contable esté al día y, sin ningún tipo de riesgo.