Categoría: Nueva Ley de Autónomos

Servicios para autónomos: Eres autónomo y tu negocio ha crecido ¡Puedes sentirte afortunado! Pero ahora te asalta otra duda ¿Debo pasarme a SL?

cuotas a pagar para autonomos

Así son las nuevas cuotas de autónomos que plantea el Gobierno

Atendiendo a las nuevas cuotas de autónomos previstas para el 2023, los trabajadores por cuenta propia deberán pagar hasta el 55% de sus ingresos al Estado. 

Si la propuesta sigue adelante, en el año 2032 las cuotas de autónomos oscilarán entre los 90 y los 1.220 € mensuales. La reforma empezaría a ser vigente el próximo año 2023, pero se establece un periodo de nueve años de transición en el que se irán aumentando las cotizaciones progresivamente

Con esta nueva reforma, aquellos trabajadores por cuenta propia que superen los 49.000 euros anuales deberán abonar al Estado, entre la suma de cuotas y el IRPF de Hacienda,  el 55% de sus ingresos.

Los 13 nuevos tramos de cuotas de autónomos 

Según el documento que presentó Escrivá, los nuevos tramos en las cuotas de autónomos según el volumen de aportaciones se divide en 13, quedando de la siguiente manera: 

 

Rendimiento anual (€) Cuotas anuales (€) IRPF (€) Ingresos restantes (€) Porcentaje de contribución (%)
3.000 1.080 0 1.920 36
6.000 1.440 0 4.560 24
9.000 2.240 304,5 6.475,4 28,1
12.600 2.820 1.217,5 8.562,5 32,1
17.000 3.300 2.199 11.501 32,4
22.000 3.660 3.381 14.959 32,1
27.000 5.100 4.806 17.094 36,7
32.000 6.540 6.252,6 19.207,4 40
37.000 8.040 7.720,3 21.239,6 42,6
42.000 9.600 9.526,2 22.873,8 45,6
47.000 11.220 11.391,2 24.388,8 48,1
48.841 12.900 12.077,9 23.863,1 51,2
49.000 14.640 12.137,2 22.222,8 55

¿Cómo se representan estos 13 tramos?

Si bien es cierto que esta nueva actualización de cuotas de autónomos perjudica principalmente a aquellos trabajadores con rentas más altas, hay un punto polémico con respecto al grupo de ingresos más bajo. Aquellos que ingresan hasta 3.000 € al año, asumirán ahora una cuota de 90 euros mensuales lo que les supone un 36% de sus rendimientos anuales. No obstante, aquellas personas que no lleguen a los 6.000 € anuales, quedaran exentos de pagar el IRPF a hacienda.

Ahora, hablando de aquellos trabajadores por cuenta propia que ingresan más, se establecen tres tramos por encima de los 47.000 € anuales. En nuestra gestoría autónomos Barcelona, hemos pedido observar como en el primer tramo se encuentran los autónomos con unos ingresos de entre 47.000 hasta 48.841 € al año, debiendo pagar 11.220 euros anuales por las cuotas y 11.391,2 euros a hacienda por el IRPF. Esto supone un resultado final de 24.388 € de beneficios, tras pagar el 48’1% de sus ingresos. El segundo tramo, hasta los 49.000 euros, el porcentaje de pago sería del 51’2%, quedándoles finalmente 23.861 €. El tercer y último tramo, el más mal amparado, son aquellos autónomos con ingresos superiores a 48.000 € anuales, los que deberán pagar el 55% de sus rendimientos, lo que supone para el trabajador unas ganancias finales de 22.222 €. Como se puede observar, el tercer ejemplo, queda unos ingresos inferiores al segundo; habiendo ingresado más dinero durante todo el año, tras el pago de sus impuestos se queda con menos dinero que el segundo. 

Si tienes cualquier duda con esta nueva situación para los autónomos, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites. 

renta y erte

Erte y declaración de la renta. Todo lo que necesitas saber

La crisis provocada por el coronavirus ha afectado en casi todos los aspectos de nuestra vida. Y la declaración de la renta no iba a ser menos. Empezado ya el periodo para realizar el borrador y presentar la declaración, los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo es uno de los puntos clave este año. Hoy os explicamos todo lo necesario sobre el ERTE y declaración de la renta.

Erte y declaración de la renta, ¿en qué me afecta?

De forma general, toda persona con ingresos superiores a 22.000 euros anuales con un único pagador, tiene la obligación de realizar y presentar la declaración de la renta. De esta forma, si no se alcanza este mínimo, no será necesario presentar la declaración. No obstante, la cosa cambia cuando se tienen dos o más pagadores, ya que el mínimo desciende hasta los 14.000 euros anuales. Esto significa que, si se supera esta cantidad o es inferior, pero el segundo pagador le ha pagado más de 1.500 euros, deberá presentar la declaración de la renta. 

Y aquí es donde entra en juego el ERTE. Como otra prestación social, como puede ser el paro, el ERTE tributa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como rendimientos de trabajo. Es decir, en términos tributarios, el ERTE cuenta como un pagador más, el SEPE, por lo que se tendrá que declarar sus ingresos en la renta. 

El problema que está surgiendo con la prestación del ERTE es que su pagador, el SEPE, no ha aplicado prácticamente ninguna retención en concepto de IRPF sobre tus ingresos.

Veámoslo mejor con un ejemplo:

Para clarificar un poco todo esto y verlo mejor, la propia haciendo puso un ejemplo con dos personas que han cobrado 21.000 euros anuales. La primera los ha cobrado íntegramente por parte de la empresa para la que trabaja y la segunda ha cobrado 16.000 euros en su sueldo como asalariado y 5.000 euros del ERTE. La primera persona, como no llega al mínimo de 22.000 euros anuales no tiene la obligación de presentar la declaración de la renta y con la retención mínima de 2.578 euros anuales ya habría saldado sus cuentas con hacienda. Por su parte, la segunda persona tiene la obligación de presentar la declaración.

Con los ingresos mencionados, registraría una retención salarial de 850,2 € por parte de su empresa y nada por parte del SEPE. Esto supone que el resultado en su declaración de hacienda sale a pagar 1.645,22 €. Sumando esta cantidad que le sale a pagar, más la retención por parte de su sueldo, la segunda persona habrá pagado a hacienda un total de 2.504,47 €, una cifra muy aproximada a la que ha pagado la primera persona con el IRPF de su nómina. 

Para reducir un poco los estragos de esta situación, la Agencia Tributaria ha incluido este año la posibilidad de fraccionar el pago de la renta hasta en seis plazos sin intereses para aquellas personas que hayan estado en ERTE durante el año pasado.

Fechas importantes en la declaración de la renta 2020

Aunque el inicio de la Campaña de la Renta 2020 ya ha empezado, es conveniente tener presente y recordar las distintas fechas importantes para este ejercicio. Así, os las dejamos a continuación: 

  • 7 de abril: inicio de la campaña para presentar la Renta 2020.
  • 4 de mayo: empieza el periodo para pedir cita previa y ser atendido telefónicamente.
  • 6 de mayo: se abre el plazo para presentar la declaración telefónicamente. 
  • 27 de mayo: se inicia el plazo para solicitar cita presencial.
  • 2 de junio: comienza el periodo para presentar la declaración presencialmente. 
  • 25 de junio: finaliza el plazo de las declaraciones con resultado domiciliación bancaria. 
  • 30 de junio: finaliza la campaña de la declaración de la renta 2020.

Si necesitas ayuda para hacer la declaración de la renta, puedes contactar con nuestra asesoría fiscal en Barcelona. Hemos ayudado a nivel de consultoría y de asesoría fiscal a muchas personas y empresas de diversos sectores para todo tipo de asuntos fiscales.

Si después de leer este artículo os queda alguna duda, no dudéis en poneros en contacto con Raipe Consultors, estaremos encantados de asesoraros. 

Quizás también pueda interesarte el siguiente artículo:

https://gestoriaraipe.com/afecta-el-coronavirus-a-la-declaracion-de-la-renta-2019/

tarifa plana de autónomos

Quién puede beneficiarse de la tarifa plana de autónomos de 60€

La tarifa plana para autónomos supone una importante rebaja en la cuota, que permite que muchos jóvenes, mujeres y madres puedan tener la oportunidad de emprender en una actualidad que no parece ser del todo fácil.

¿Cuál es la tarifa plana de autónomos?

Es una bonificación pensada para nuevos autónomos que, en lugar de pagar la cuota completa a la Seguridad Social de 286,15 € en 2020, solamente pagarán 60€ mensuales durante los primeros 12 meses. Una vez pasados esos meses, la cuota se irá incrementando progresivamente hasta llegar a la cuota normal.

Esta ayuda puede beneficiar a muchas personas que, seguramente con la cuota normal de 286,15€ carecerían de recursos y no podrían dar el paso de emprender.

Beneficiarios tarifa plana autónomos

Hace un tiempo solo se podían beneficiar los menores de 30 años, pero ahora cualquier nuevo autónomo, independientemente de su edad puede beneficiarse de esta bonificación. El objetivo de esta ayuda es ayudar al autónomo como emprendedor y se fomente la creación de empresas.

Requisitos:

– No haber estado de alta cómo autónomo durante los dos últimos años.
– No ser administrador de una sociedad
– No ser autónomo colaborador

Casos especiales:

Hombres menores de 30 años y mujeres menores de 35

Tendrán una bonificación adicional del 30%, sobre la cuota mínima por contingencias comunes durante los 12 meses siguientes a la finalización de la tarifa plana de autónomo normal.

tarifa plana de autónomos
Personas con discapacidad, víctimas de violencia de género y víctimas del terrorismo

Durante los primeros 12 meses: cuota fija de 60 euros
En los 48 meses siguientes: reducción del 50% de la cuota mínima.
La duración de esta tarifa plana será de 5 años desde la fecha de alta.

Madres autónomas

Las madres autónomas que hayan cesado su actividad por maternidad y vuelvan a darse de alta en el RETA tendrán derecho a una tarifa plana de 60 euros durante 12 meses.
El resto de los autónomos tienen que esperar 2 años desde el último cese de actividad para acceder a la tarifa plana.

Municipios con menos de 5.000 habitantes

Los nuevos autónomos que vivan en municipios con menos de 5.000 habitantes podrán beneficiarse de la tarifa plana para autónomos de 60 euros durante 24 meses.

 

Esperamos que este post de haya ayudado a entender qué tipo de ayudas tienen los nuevos autónomos. Para más información puedes ponerte en contacto con una gestoría autónomos como Raipe assesors.

Autónomos en tiempos de coronavirus

Autónomos en tiempos de Coronavirus ¿Qué ayudas tenemos?

En estos últimos días se han ido publicando diferentes decretos con medidas que pueden ayudar a los autónomos en tiempos de Coronavirus. En este artículo te las explicamos.

Se ha hablado mucho de los autónomos estas últimas semanas, sobre qué pasará con sus negocios y las pérdidas económicas que va a suponer no poder realizar su actividad con normalidad. La incertidumbre de hasta cuándo va a durar el estado de alarma es cada vez mayor, sobre todo para este colectivo. A continuación te mostramos las facilidades que el gobierno ha aprobado.

Aplazamiento de impuestos para autónomos

Según el nuevo Real Decreto Ley 7/2020, los impuestos de los autónomos podrán ser aplazados hasta 6 meses, tanto el IVA como el IRPF, tanto en estimación directa (Modelo 130) como en estimación objetiva (Modelo 131).
Hay que tener en cuenta que, se trata de una moratoria y que por tanto, tarde o temprano estos impuestos deberán pagarse. No obstante, la moratoria permitirá a los autónomos obtener más liquidez con la que podrán contar en estos momentos difíciles.

Durante los 3 primeros meses de aplazamiento de impuestos no se cobrarán intereses

Esta medida podrá aplicarse desde la fecha de aprobación del decreto hasta el 30 de mayo de 2020.

Aplazamiento de la cuota de autónomos

Se ha hablado mucho sobre el aplazamiento de la cuota de autónomos sin llegar a haber una resolución definitiva. Finalmente a día 31 de marzo el gobierno aprobó una moratoria sin intereses para todos los autónomos. En concreto, podrán conceder una moratoria de hasta seis meses para el pago de las cuotas sociales de mayo, junio y julio, además de el aplazamiento del pago de la cotización de abril, con un 0,5% de interés (7 veces menos de lo habitual).

Se debe solicitar antes del transcurso de los diez primeros días naturales del mes de abril, para evitar la facturación de la cuota.

Solamente se aplicará a los autónomos que no hayan solicitado la ayuda por cese de actividad.

Ayuda por cese de actividad

Este Real Decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo podrá ser aplicado por esos autónomos en tiempos de Coronavirus que hayan tenido pérdidas importantes o que el estado de alarma les haya suspendido la actividad.
Si se acredita que los ingresos se han reducido al menos con un 75%, se podrá acceder al paro para autónomos. Se tendrá en cuenta la facturación del último semestre para poder demostrar el porcentaje de pérdidas de ingresos.

¿De qué cantidad estamos hablando?

La cantidad por prestación será del 70% de la base reguladora, calculada con el promedio de las bases cotizadas en los últimos 12 meses. En caso de que el solicitante no haya cotizado durante al menos un año, la cuantía será del 70% de la base mínima de cotización, por lo que el autónomo recibiría un total de 661,04€ mensuales.

Como hemos comentado, esta prestación no exime de los pagos de la Seguridad Social. Si el autónomo tiene alguna deuda con la S.S tendrá 30 días para pagarla antes de que se deniegue la solicitud de prestación por cese de actividad.

Puedes ponerte en contacto con nuestro departamento de Gestoría Autónomos Barcelona o bien solicitarla telemáticamente. La documentación que deberás presentar es la siguiente:

  • Modelo 145.
  • Fotocopia del DNI.
  • Dos últimos recibos de cotización.
  • Libro de familia en caso de contar con hijos a cargo.
  • Número de cuenta donde quieres que te ingresen la prestación.

En Raipe Gestoría Barcelona te podemos ayudar con cualquier pregunta sobre las ayudas de autónomos en tiempos de Coronavirus, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

autonomo

De Autónomo a SL ¿Cuándo dar el paso?

Eres autónomo y tu negocio ha crecido ¡Puedes sentirte afortunado! Pero ahora te asalta otra duda ¿Debo pasarme a SL?  Este es el siguiente escalón, un cambio que se ve motivado fundamentalmente por el ahorro fiscal que puede conllevar. Ahora, veamos cuando realmente es rentable dar el salto de autónomo a SL.

 

¿Está tu negocio en el momento adecuado?

Reflexiona un poco antes de dar el paso, no queremos batacazos ¿No? Primero de todo, para que sea verdaderamente rentable el cambio de autónomo a empresa debes tener unos beneficios mínimos de 40.000 euros anuales. Debes esperar, además, a que estos beneficios se estabilicen. Por lo tanto, si tu actividad acaba de comenzar quizás sea bueno esperar a que estas ganancias se mantengan con el paso del tiempo.

 

¿Qué beneficios conlleva?

Siguiendo con el tema del capital, empezaremos hablando sobre el ahorro fiscal que puede suponer dicha transformación. Como trabajador por cuenta propia pagas el IRPF, que es un impuesto gradual, es decir, cuanto más ganas más pagas. Sin embargo, creando una empresa pasarás a tributar por el Impuesto sobre Sociedades, que tiene un tipo fijo.

El segundo motivo por el cual dar el paso es la barrera legal. Si mientras eres autónomo las cosas no van como deberían, deberás responder con tu patrimonio personal. Por otra parte, siendo una SL responderás con el capital aportado al configurar tu SL.

El tercer motivo es la imagen. Una empresa siempre da más credibilidad, más seguridad. Favorece la confianza del cliente hacia nosotros, facilitando así contratos y acuerdos con proveedores y otras empresas. 

Una vez esclarecidas todas las dudas veamos qué pasos seguir para dar el sorpasso de autónomo a SL.

 

¿Qué tipo de sociedad debo constituir?

Pensar en empresa es pensar en una SL, no hay más que leer este artículo para darnos cuenta. Pero, existen diferentes formas jurídicas, a continuación, te explicamos un poco cada una para que puedas elegir la tuya.

3.1. La típica, la SL (Sociedad de Responsabilidad Limitada).

De la que hemos hablado a lo largo del artículo, la más común de las pymes. Con un aporte mínimo de 3.000 euros. Si solo hay un socio esta pasa a ser una SLU o Sociedad Limitada Unipersonal. 

3.2. Sociedad Anónima, SA o la reina de la bolsa.

Con un capital mínimo de 60.000, la gestión de estas es más complicada que la anterior. El capital se divide en acciones, la cual cosa permite cotizar en bolsa. 

3.3. Sociedad Limitada Nueva Empresa (SLNE)

Aquí el capital es de un mínimo de 3.000 euros, con un máximo de cinco socios esta sociedad no se divide en acciones que puedan jugar en la bolsa. 

3.4. Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral o las empresas formadas por trabajadores.

Tenemos la limitada (SLL) y la anónima (SAL). El capital se divide en participaciones sociales que pertenecen en gran parte a los trabajadores. Los empleados de estas tienen un sueldo y un contrato fijo, como el de cualquier otra empresa.  

3.5. Las famosas cooperativas. Sociedad Cooperativa o SC.

Las hay de dos tipos, las SC, en las cuales varias personas se unen para realizar una actividad. En cambio en la Sociedad Cooperativa de Trabajo Asociado, son creadas para poder facilitar a los socios puestos de trabajo.  Quizás estas sean las más complicadas de explicar.

 

¿Cómo se hace el cambio?

Lo primero que debes hacer cuando estás considerando hacer el cambio de autónomo a SL es contactar con un profesional, él será quien te guiará y evaluará tu situación empresarial y económica. Piensa que una SL conlleva un control más estricto de la contabilidad, por ejemplo, en las actividades que se ven sujetas al IVA se tienen que llevar también libros fiscales. 

Es importante que tengas en cuenta que solamente para empezar deberás de:

Disponer de un mínimo de 3.000 euros para el capital social.

Solicitar el Certificado de Denominación Social e inscribir la SL en el registro mercantil.

Redactar unos estatutos relativos a tu sociedad.

Pedir tu NIF.

– Ir al notario para construir legalmente tu sociedad.

¿Cumples con todos los requisitos? ¿Quieres empezar a disminuir tu presión fiscal? Puedes contactar con Raipe Gestoría Barcelona y te guiaremos en este viaje.