Categoría: Asesoría financiera y contabilidad

Periodificación de extras

 Periodificación de extras

Devengo. Al cerrar las cuentas de su empresa, los ingresos y gastos se deben computar en el ejercicio en el que se producen (ejercicio de devengo), con independencia de las fechas de cobro o pago. Desde el punto de vista laboral, le interesa aplicar esta norma del siguiente modo:

  • Si las pagas extras de sus empleados se devengan de forma anual (cada mes se devenga 1/12 parte de cada extra), en general a 31 de diciembre se habrán devengado 6/12 partes de la paga extra de junio de 2018.
  • Pues bien, aunque todavía falten unos meses para abonar esa paga extra de junio, puede contabilizar en 2017 como gasto deducible la parte devengada a final de año.

Ahorro. Esta sencilla actuación le permitirá declarar un mayor gasto en su contabilidad, reduciendo así la cuantía a pagar en el Impuesto sobre Sociedades de 2017.

Periodifique a final de año la paga extra de junio y conseguirá ahorrar en impuestos.
Responsabilidades del administrador de una SL

Cierre cuentas 2017

Cuando cierre las cuentas de 2017, no olvide periodificar los gastos e ingresos, con independencia de cuándo se satisfagan…

Regla de devengo. Al cerrar las cuentas, recuerde que los ingresos y gastos deben computarse en el ejercicio en el que se producen (ejercicio de devengo), con independencia de las fechas de cobro o pago.

Periodificaciones. Sin embargo, hay ingresos y gastos en los que no existe factura (por ejemplo, los gastos de personal o los intereses de préstamos). En estos casos deberá estar más atento, para periodificarlos e imputarlos en el ejercicio correcto.

FACTURAS ELECTRÓNICAS

Mejor por el Punto de Entrada

Por Internet. Las sociedades que operan con administraciones públicas deben emitir facturas electrónicas y remitirlas por Internet a través del Punto de Entrada de Facturas Electrónicas.

Cobrará antes:

◦Cuando la administración recibe una factura, dispone de 30 días para aprobarla y de 30 más para proceder a su pago. Si tarda más en pagar, debe satisfacer intereses de demora.

◦Al utilizar el Punto de Entrada, quedará constancia del momento en que se ha presentado la factura. Así evitará discusiones sobre su fecha de recepción y sobre el cómputo de los plazos indicados.

Menos obligaciones contables para pymes

A partir de las cuentas anuales de 2016, las empresas que puedan presentar balance y memoria abreviados o las que utilicen el modelo del Plan Contable de Pymes (PGC-Pymes) ya no deberán presentar el “Estado de Cambios en el Patrimonio Neto”. Apunte. Dicho documento pasa a ser sólo voluntario, al igual como el “Estado de Flujos de Efectivo”.

PGC-Pymes. Asimismo, con efectos retroactivos desde 2016, pueden aplicar el PGC-Pymes las empresas que durante dos ejercicios consecutivos cumplan dos de estas circunstancias:
◦Que el total de las partidas de su activo no superen los cuatro millones de euros (2.850.000 euros hasta el ejercicio 2015).
◦Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros (5.700.000 euros hasta el ejercicio 2015).
◦Y que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 50 (igual que antes).

Apunte. Así se igualan los límites para aplicar el PGC-Pymes y para realizar el balance y la memoria de forma abreviada.

¿QUÉ OCURRE SI NO SE PRESENTAN LAS CUENTAS ANUALES?

Una de las obligaciones de la sociedad es depositar las cuentas anuales, anualmente, en el Registro Mercantil. Lo que llamamos “cuentas anuales” son un conjunto de documentos (balance, cuenta de pérdidas y ganancias y memoria, que deben reflejar fielmente el patrimonio, la situación financiera y los resultados de la empresa.

Las cuentas anuales se encuentran reguladas en el Título VII del RDLeg 1/2010, de Sociedades de Capital. En su artículo 253 establece que los administradores de la sociedad están obligados a formular, en el plazo máximo de tres meses contados a partir del cierre del ejercicio social, las cuentas anuales, el informe de gestión y la propuesta de aplicación del resultado, así como, en su caso, las cuentas y el informe de gestión consolidados.

En cuanto al depósito de dichas cuentas, el artículo 279 señala un plazo de depósito de las mismas en el Registro Mercantil (dentro del mes siguiente a la aprobación de las cuentas anuales).

¿Qué ocurre si esta obligación se incumple?

El incumplimiento del deber de depositar dentro de plazo -artículo 283- da lugar a la imposición de una multa a la sociedad, que puede oscilar entre 1.200 a 60.000 euros, por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, previa instrucción de expediente conforme al procedimiento establecido reglamentariamente, pudiendo elevarse dicha multa dependiendo del volumen de facturación. Estas infracciones prescriben a los tres años.

Además, la falta de depósito conlleva el cierre del registro para la sociedad incumplidora. Así lo determina el artículo 378 del Reglamento del Registro Mercantil (RDLeg. 1784/1996) en su artículo 378. Esto significa que el Registrador Mercantil no inscribirá ningún documento hasta que, con carácter previo, se practique el depósito, excepto los ceses o dimisión de Administradores, Gerentes, Directores Generales o Liquidadores, así como la disolución de la sociedad y el nombramiento de liquidadores y a los asientos ordenados por la Autoridad judicial o administrativa.

Por tanto, la falta de depósito, al conllevar el cierre de la hoja registral, imposibilita el depósito de las cuentas de ejercicios posteriores. Así lo ha manifestado la Dirección General de Registros y del Notariado, en reciente resolución de 7 de febrero de 2017, donde resuelve el recurso gubernativo interpuesto en nombre de la sociedad contra la nota de calificación extendida por el registrador Mercantil por la que se suspende el depósito de cuentas del ejercicio 2015 de dicha entidad. Indica además, que es doctrina reiterada de la Dirección General.