Categoría: Asesoría Legal

Novedades para contratar con la Administración

Recientemente se ha aprobado una nueva ley que introduce facilidades para que las pequeñas empresas puedan optar a contratos públicos. Téngalas en cuenta y aumente las opciones de que su empresa consiga un contrato público…

Nueva ley. Recientemente se ha aprobado una nueva Ley de Contratos del Sector Público, que introducirá diversas modificaciones en esta materia.

Registro de licitadores

Contratos. La nueva ley prevé un nuevo procedimiento de adjudicación de contratos denominado “abierto simplificado”, al que podrán presentarse todas las empresas que lo deseen y que estén inscritas en el Registro Oficial de Licitadores y Empresas Clasificadas del Estado (o en el registro correspondiente de su comunidad autónoma):

  • La Administración podrá utilizar este procedimiento para adjudicar contratos de obras de menos de dos millones de euros, o de suministro y servicios de menos de 100.000 euros.
  • La ventaja de este procedimiento es que los trámites serán más sencillos. Por ejemplo, la empresas no deberán prestar garantía provisional para presentar su oferta.

Anuncio. Eso sí: el anuncio de los contratos que se adjudican por este nuevo procedimiento sólo se publicará en la página web de la administración correspondiente (en el apartado “Perfil del Contratante”).  Por tanto, a partir de ahora le conviene consultar más regularmente ese apartado (al menos el de las administraciones con las que tenga previsto contratar).

Contratos menores y experiencia

Contratos menores. Los “contratos menores” son aquellos que la Administración puede adjudicar de forma directa. Pues bien:

  • Con la nueva ley se podrán adjudicar de esta forma los contratos de obras que no superen los 40.000 euros, así como los de servicios o suministro hasta 15.000 euros.
  • Por tanto, preséntese directamente ante la Administración con la que tenga intención de contratar y ofrezca los servicios de su empresa (como haría con cualquier otro cliente), a fin de que le tengan en cuenta cuando adjudiquen algún contrato de este tipo.

Experiencia. Algunas empresas desestiman presentarse a licitaciones públicas pensando que estos contratos sólo se adjudican a empresas con mucha experiencia en este tipo de trabajos. No obstante, tenga en cuenta:

  • Con esta ley, las empresas de nueva creación (menos de cinco años de existencia) no deberán acreditar haber realizado trabajos anteriores con la Administración para poder conseguir un contrato (en el caso de obras, esto se aplica sólo si el contrato es inferior a 500.000 euros).
  • Además, para acreditar la solvencia técnica se tendrán en cuenta sólo las obras ejecutadas en los últimos cinco años (antes eran diez), o los suministros y servicios realizados en los últimos tres años (antes eran cinco).

Lotes. Asimismo, para facilitar que las pequeñas empresas puedan optar a contratos públicos, a partir de ahora se potenciará que los contratos se dividan en lotes (cuando ello sea posible). Es decir, que el objeto del contrato se divida por partes que puedan ejecutarse de forma independiente.

¿Qué intereses le cobro?

Intereses. Un cliente que no ha podido atender un pago le pide un plazo adicional. Y aunque usted está dispuesto a aceptar, quiere que le pague intereses por dicha demora.

  • En las relaciones comerciales entre empresas es suficiente con que el deudor incumpla el plazo de pago pactado para que usted pueda reclamarle intereses de demora.
  • El interés que puede reclamar es el que hayan pactado. Y si no pactaron nada, solicite el interés de demora que cada semestre fija el Ministerio de Economía, y que en el segundo semestre de 2017 es del 8%.

Cláusula suelo: ¿cómo reclamar?

Recientemente se ha aprobado un procedimiento especial para que los consumidores con cláusula suelo en su hipoteca reclamen al banco la devolución de las cantidades pagadas de más [RD Ley 1/2017] . Se
debe presentar una reclamación al banco por escrito solicitando que le devuelvan todas las cantidades pagadas de más por aplicación de la cláusula.
◦Acuerdo. El banco debe contestar indicando la cantidad que procede devolver. Si está conforme, el banco deberá pagarle dicha cantidad en el plazo de tres meses desde la reclamación (o acordar alguna medida compensatoria alternativa, como, por ejemplo, reducir el capital pendiente de su hipoteca).
◦Demanda . Si el banco rechaza la reclamación deberá indicar los motivos. En ese caso, se podrá reclamar en los tribunales. Apunte. También podrá hacerlo si no está de acuerdo con la cantidad ofrecida por el banco, o si éste no le contesta o no le paga la cantidad pactada en dicho plazo de tres meses.

Consejo. Este procedimiento no garantiza que se vaya a recuperar los intereses pagados de más, pues el banco puede rechazar la reclamación alegando que sí informó suficientemente sobre la inclusión de la cláusula suelo y sus consecuencias. Apunte. Pero aun así, utilice esta vía de reclamación: es gratuita y no le perjudica, pues seguirá teniendo la posibilidad de acudir a los tribunales si el banco no acepta la reclamación.

IRPF. Si financió la compra de su vivienda habitual y recupera alguna cantidad, no deberá declararla como ingreso en su IRPF. ¡Atención! En cualquier caso, si se aplicó la deducción en el IRPF (siempre y cuando adquiriese la vivienda antes de 2013), deberá recalcular las cantidades deducidas y, en su caso, devolver las aplicadas de más en los últimos cuatro años.

CONDENA EN COSTAS

Usted tiene un litigio judicial con otra persona, y su abogado le ha informado de que quien resulte perdedor deberá hacerse cargo de las costas del juicio. ¿Cómo deberá tributar si es usted el que gana dichas costas? ¿Y si las pierde?

Indemnización. Cuando finaliza un pleito, es habitual que el juez ordene a la parte perdedora que satisfaga a la ganadora las “costas judiciales”, compensándola así por los gastos en los que ésta haya incurrido: gastos de abogado, procurador, peritos, tasas, etc.

Si las ha ganado…

Ingreso. Si en su caso usted ha ganado el pleito, las costas a su favor tendrán el siguiente tratamiento fiscal:
◦Actividad. Si desarrolla una actividad económica y el pleito está relacionado con ella, las costas a su favor se considerarán un ingreso de la actividad.
◦Privado. Si el pleito se ha desarrollado en el ámbito privado, las costas constituirán una ganancia patrimonial. Apunte. Dado que dicha ganancia no procederá de la transmisión de ningún elemento patrimonial, deberá tributar por ella en la base general de su IRPF a un tipo progresivo de entre el 19% y el 45%.

Deducción de gastos. Respecto a los gastos de abogado y procurador a los que usted habrá hecho frente, podrá deducirlos como gasto si están relacionados con su actividad económica (salvo que esté acogido al régimen de estimación objetiva) o con el alquiler de un inmueble de su propiedad.

Si las ha perdido…

Gasto. Si es usted quien ha perdido el pleito, el tratamiento de las costas también será distinto según el ámbito del litigio:
◦Actividad. Si el litigio se ha desarrollado en el contexto de una actividad económica (o como consecuencia del alquiler de un inmueble de su propiedad), las costas a su cargo y sus propios gastos de defensa serán un gasto deducible.
◦Privado. Si el litigio ha sido privado, las costas a su cargo serán una pérdida patrimonial que podrá computar en la base general de su IRPF, ahorrándose entre el 19% y el 45%.