Mi cliente no me paga. Facturas impagadas, ¿cómo actuar?

facturas-impagadas-raipe

Tanto si llevas mucho o poco tiempo siendo autónomo o teniendo tu propia PYME, te habrás encontrado con la incómoda situación de tener facturas impagadas por parte de alguno de tus clientes.

Qué mal sienta realizar un servicio y que finalmente no se pague, ¿verdad? Los retrasos suponen un problema para los autónomos que deberán hacer frente a gastos mensuales que si no disponen de liquidez suficiente, puede perjudicar gravemente a su negocio.  

La morosidad está a la orden del día, por eso hoy queremos darte algunos consejos para poder hacer frente a esta situación y evitar trabajar con este tipo de clientes.

Antes de trabajar con un cliente, intenta conocerlo bien. Asegurarte de que “es de fiar” y si es necesario, establecer un porcentaje de pago por adelantado para cubrirte las espaldas en caso de impago. 

En segundo lugar, y antes de emprender cualquier acción, revisa que en tu factura conste correctamente el modo de pago y el periodo, es decir, el número de cuenta a la que se debe ingresar el importe y la fecha de vencimiento de la factura emitida, pues si faltan estos datos, será mucho más complicado reclamar al cliente el dinero.

Llegados a este punto, si has mirado que el error no viene dado por tu parte, es momento de avisar al cliente del impago. Con un primer correo electrónico puede ser suficiente. En muchos casos el retraso se debe a cuestiones internas de la empresa la cual efectúa los pagos cada X tiempo. 

Si esta acción no surge efecto, prueba de llamar a tu cliente de manera “amistosa”, no acuses en una primera instancia y procura que al acabar la llamada haya quedado zanjado el tema.

En casos más serios, cuando el importe a pagar es muy elevado, ya son varios avisos sin respuesta o es una conducta que se repite por parte del cliente, siempre queda la vía legal para poder mediar estos temas.

Existen empresas especializadas en gestionar facturas impagadas por parte de los clientes, aunque también puedes contratar a un abogado e iniciar un proceso judicial. Por desgracia esto te costará dinero y tiempo, así que como ya hemos comentado al inicio, es importante que antes de llegar a este punto, intentes “prevenir antes que curar”.

¿Tienes facturas impagadas? ¿No sabes cómo gestionarlo? Contacta con Gestoría Raipe y te ayudaremos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *